Málaga Interior

Mollina, capital de las calabazas gigantes

  • El tercer concurso reúne ejemplares llegados de diferentes puntos de España en busca de premio

Mollina acogió ayer la tercera edición de su concurso de calabazas gigantes, registrando una importante afluencia de participantes con más de 60 calabazas que lucharon por hacerse con el premio en esta peculiar competición. La plaza del municipio se llenó con ejemplares de diferente tamaño, entre los que se encontraban algunos realmente sorprendentes, hasta el punto de tener que utilizar maquinaria para su traslado hacia el máquina de pesado para comprobar quién resultó el vencedor.

Los visitantes y vecinos tampoco dejaron pasar la oportunidad de fotografiarse junto a los ejemplares de calabaza que se han cultivado este año en Mollina y que se salen de los tamaños habituales para este tipo de cultivos. Además de las calabazas de productores locales, también llegaron ejemplares desde diferentes puntos de España para así tratar de potenciar este concurso que busca convertirse en uno de los más importantes a nivel regional, lo que llevaría a Mollina a convertirse en la capital de la calabaza por un día. Para ello desde la organización también se decidió apostar por premiar a los cultivadores de esta hortaliza, repartiendo ayer más de 2.000 euros en premios. Un incentivo económico que supone un añadido al ser proclamado como el poseedor de la calabaza de mayor tamaño, y es que algunas de ellas superaron ayer los 400 kilos de peso.

Unos ejemplares que para poder participar en el concurso tienen que estar en perfecto estado de conservación y sin elementos que señalen su posible podredumbre. A ello se añade también una determinada distancia para el corte del tallo y tampoco podían presentar ningún tipo de decoración. En cuanto a los vencedores, el primer premio se fue hasta Barcelona de la mano de Salvador Mogues, con una calabaza de 506 kilos. En segundo y tercer lugar se situaron calabazas llegadas desde Almería y Bilbao, con 432 y 422 kilos respectivamente. Para los productores locales, el primer premio fue para los hermanos José Miguel y Francisco Rojas, con una calabaza de 342 kilos.

Además de potenciar el concurso, durante la jornada también se desarrollaron unas jornadas para potenciar el consumo de productos de temporada y de la zona, con el objetivo de difundir la gastronomía local entre los asistentes. Eso sí, la calabaza tenía que jugar un papel relevante en estas jornadas que tienen a la gastronomía como elemento destacado. Un total de 21 platos a base de calabaza se presentaron al concurso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios