Málaga Interior

Multitudinaria manifestación contra el corte del Puente Nuevo

  • Unas 3.000 personas participaron en la marcha según la Policía, aunque la organización aumentó la cifra a las 6.000

Los manifestantes se concentraron a las puertas del Ayuntamiento de Ronda, lugar elegido como final de la manifestación. Los manifestantes se concentraron a las puertas del Ayuntamiento de Ronda, lugar elegido como final de la manifestación.

Los manifestantes se concentraron a las puertas del Ayuntamiento de Ronda, lugar elegido como final de la manifestación. / javier flores

La plataforma contra el cortedel Puente Nuevo de Ronda reunió ayer a unas 3.000 personas, según la Policía, para volver a expresar su rechazo a la regulación puesta en marcha desde el gobierno municipal. Una cifra que desde la organización se aumentó hasta los 6.000 asistentes, por lo que mostraron una gran satisfacción por la respuesta dada por los rondeños a su segunda convocatoria, ya que la primera, según las estimaciones de los cuerpos de seguridad, contó con una presencia de unas 1.500 personas. La marcha partió desde la Alameda del Tajo y finalizó a las puertas del Ayuntamiento rondeño, donde se leyó un manifiesto y se insistió en pedir a los responsables municipales que rectifiquen y que suspendan la aplicación de la medida puesta en marcha, que supone la prohibición de circulación por el emblemático monumento rondeño entre las 10:00 y las 13:30 y las 17:00 y las 20:00, a excepción de los residentes en la barriada de la Ciudad.

"Tripartito dimisión" y "alcaldesa dimisión" fueron algunos de los gritos que más se escucharon a lo largo del recorrido, que estuvo acompañado de una sonora pitada porque los organizadores repartieron 3.000 silbatos antes de iniciarse la marcha entre los participantes. Unos lemas que volvieron a corearse a las puertas del Consistorio rondeño para finalizar la protesta, donde también se escucharon otros como "este partido lo vamos a ganar", en referencia a la disputa que considera que existe entre el gobierno municipal y los vecinos.

También se pudo ver la tapa de un ataúd abriendo la marcha, en el que se aseguraba que el Puente Nuevo estaba sano y se pedía que no se dejara que lo enterraran, al tiempo que se reclamaba que no muriese la unidad de la ciudad, algo que los manifestantes consideran que está en riesgo con la medida puesta en marcha. Al igual que en ocasiones anteriores, los organizadores contaron con el respaldo de PP y APR, partidos que conforman la oposición municipal, a los que también se unieron Podemos y Ciudadanos.

Todas las formaciones rechazaron la puesta en marcha de medidas de este tipo sin que antes existan alternativas al cierre de este eje de circulación, algo que también piden los vecinos. Tras la conclusión de la manifestación, el portavoz de la plataforma, Martín Guerrero, señaló que "el puente no tiene ningún problema, no hay necesidad de hacer esta regulación de esta manera y pasando por encima de los derechos de los ciudadanos, no lo vamos a consentir, vamos a seguir luchando hasta el final".

Además, añadió que "contra esta locura vamos a luchar y no nos van a vencer, vamos a vencer, el puente no es de ellos". Por otra parte, volvió a recordar la peligrosidad que aseguran que tienen el carretera de circunvalación como vía alternativa durante el periodo de cierre del tráfico por el Puente Nuevo, poniendo como ejemplo de este argumento los dos accidentes que se han producido en este vía desde el inicio de la regulación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios