Málaga Interior

El Valle del Genal pide una acción contundente contra la avispilla del castaño

  • Ayuntamientos, organizaciones agrarias, productores y almacenistas advierten del riesgo de perder su último gran recurso

Suelta del 'torymus' de forma experimental en el Valle del Genal. Suelta del 'torymus' de forma experimental en el Valle del Genal.

Suelta del 'torymus' de forma experimental en el Valle del Genal. / javier flores

La alarma roja está encendida en el Valle del Genal. Tras años de peticiones a las administraciones central y autonómica para que tomasen medidas efectivas contra la llegada de la plaga de la avispilla del castaño sin tener mucho éxito, ahora consideran que llegó el momento de alzar la voz de forma rotunda y unida, ya que consideran que el último recurso económico con el que cuentan está en un riesgo claro.

Ayuntamientos, organizaciones agrarias, productores y almacenistas comparecieron ayer de forma conjunta para pedir el Gobierno central que autorice la suelta masiva de torymus y que la Junta de Andalucía haga el esfuerzo económico necesario para que dicha suelta masiva se pueda hacer realidad si llegan los permisos desde Madrid, algo que parece que podría producirse el próximo mes de febrero cuando se emita el informe definitivo por parte de los técnicos. Bajo una misma voz advirtieron del peligro real que corre el castañar de la zona por la gran afección que está teniendo la avispilla sobre el mismo, hasta el punto de que este año se estima que la pérdida de la producción podría llegar ya a un 25%, según los cálculos iniciales.

Con estas previsiones, en la zona se teme que el último gran recurso económico les queda a los pequeños pueblos de la zona, afectados en gran medida por la despoblación, pueda llegar perderse. Todos coincidieron en la necesidad de borrar el pasado reciente, agradecieron a las administraciones públicas el trabajo realizado hasta el momento, pero exigieron que se den "grandes pasos" para tratar de frenar esta plaga de origen chino que solo tiene en el control biológico una posible solución que haga que el daño pueda ser asumible. "Es el momento de una mayor implicación", reclamaron. Y es que consideran que si pasa nuevamente el tiempo sin que se tomen medidas importantes para el control de la avispilla la situación puede llegar a ser irreversible y con la cantidad de torymus soltados de forma experimental se tardaría años en tener efecto, por lo que consideran que se requieren un suelta en gran volumen para equilibrar la población.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios