arqueología

Los últimos secretos de la mina del Tajo

  • Investigadores de la Universidad de Sevilla buscarán la respuesta

Jhoen Knie junto a dos de los investigadores que ayer visitaron la mina de la Casa del Rey Moro. Jhoen Knie junto a dos de los investigadores que ayer visitaron la mina de la Casa del Rey Moro.

Jhoen Knie junto a dos de los investigadores que ayer visitaron la mina de la Casa del Rey Moro. / javier flores

Los propietarios de la mina de la Casa del Rey y un equipo de investigadores de la Universidad de Sevilla han llegado a un acuerdo para investigar este importante monumento en el que se mezcla naturaleza y acción del hombre. Esta infraestructura, considerada como única en la Península Ibérica, permite el acceso desde los jardines de este palacete hasta el cauce del río Guadalevín mediante una excavación realizada a través del interior de las paredes del Tajo de Ronda, que cuenta con una escalera de más de 200 peldaños y que cubre un desnivel de unos 100 metros.

Esta obra de origen árabe, diseñada para captar agua en caso de asedio de la ciudad, todavía contiene "secretos" a juicio de los investigadores que van a participar en el proyecto, como la zona de la noria o del pozo que desciende hasta el cauce, por lo que ahora se muestran dispuestos a descubrir estos últimos aspectos todavía sin investigar. Además, también se pretende abordar el dibujo de dicho elemento, un proyecto que los investigadores consideran de gran complejidad incluso con los medios existentes en la actualidad, al no responder su estructura a cuestiones lógicas, aunque se muestran convencidos de poder levantar finalmente el dibujo de la mina y así poder contribuir a su interpretación y también a su difusión.

Los investigadores cursaron ayer una primera visita al espacio, aunque alguno de ellos lo conocen en profundidad, y anunciaron que antes del verano se presentará el correspondiente proyecto a la Consejería de Cultura para solicitar permiso para desarrollar los trabajos de investigación, tras lo que se procedería al inicio de los mismos, en los que se espera que pueda participar un equipo de unas 10 personas. En este sentido, desde la propiedad se asegura que el objetivo de esta investigación, que tendrá una duración de entre 4 a 6 años, será el poder conocer mucho mejor este espacio y así poderlo explicar al visitante al completo, además de ayudar a la difusión de dicho espacio fuera del propio recinto

El objetivo anunciado ayer es el de musealizar la mina para poder tener una mayor difusión del mismo, para lo que se considera fundamental el poder completar la investigación arqueológica. "Queremos convertir este espacio en uno de los grandes recursos turísticos de la ciudad", indicó Jhoen Knie.

Knie, también se mostró muy satisfecho por haber conseguido reunir a un importante equipo de investigadores que serán los encar de realizar este trabajo. En cuanto al futuro del edificio del palacete, que en la actualidad se encuentra sin uso y con un importante deterioro, Knie, mostró su deseo de que dicho espacio también puede en el futuro pasar a ser una zona visitable, aunque para este hecho no se estableció ningún tipo de plazo y tampoco se han dado posibles inversiones para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios