Primer contacto

Con el SUV Across, Suzuki estrena híbrido enchufable con 75 km de autonomía

  • Con más de una década de por medio, Suzuki vuelve a tener un SUV/TT de tamaño medio-grande, en este caso construido para ella por Toyota. Se llama Across y es el sosias del Rav4 Plug-in de 306 CV con tracción total. Cuesta 53.700 euros con su único nivel de acabado.

Con el SUV Across, Suzuki estrena híbrido enchufable con 75 km de autonomía Con el SUV Across, Suzuki estrena híbrido enchufable con 75 km de autonomía

Con el SUV Across, Suzuki estrena híbrido enchufable con 75 km de autonomía

Suzuki y Toyota llegaron a un acuerdo por el que la segunda produciría para la primera algunos de sus modelos con leves modificaciones. El primer automóvil en anunciarse fue un SUV, el Across, que es esencialmente un Rav4 Plug-in de tracción total -éste aún no está a la venta en España-; el segundo, el Swace, un Corolla familiar, también con un sistema de propulsión híbrido de Toyota.

Toca ahora ponernos a los mandos del primero, con el que Suzuki vuelve a tener un coche alto y de longitud media-grande. Entre 2001 y 2007 dispuso del Suzuki Vitara XL de siete plazas con dos motores entre los que elegir, un 2.0 Diesel de 110 CV y un 2.7 V6 de gasolina de 173 CV; ahora, con el Suzuki cuenta con un coche de tamaño no muy distinto, pues mide 4,64 m cuando aquel Vitara llegaba a los 4,76 m, con una potencia combinada bastante distinta a la de aquel V6: 306 CV.

Sin embargo, han cambiado muchas la cosas porque, en tanto el Vitara era un todo terreno en sentido estricto, con tracción total gracias a un árbol de transmisión, caja de reducción o elementos estructurales como los largueros y travesaños de su chasis, en un momento en el que los SUV no eran ni mucho menos tan numerosos como ahora; el Suzuki Across en nada más allá de las coincidencias señaladas de tamaño se parece a aquel antecesor. Todo empieza porque es un SUV, un coche con chasis autoportante.

085acrss_media 085acrss_media

085acrss_media

Híbrido enchufable y de bajo consumo

Su especificidad frente a otros muchos modelos de este segmento, el de los SUV de tamaño medio o familiares, es que se mueve gracias a un sistema de propulsión híbrido con un motor de 2,5 litros de 185 CV y 227 Nm al que le acompañan tres motores eléctricos.

Uno de ellos, el más pequeño, trabaja como generador y, junto al motor eléctrico más grande, impulsa al Across desde el primer momento de cada arrancada. Lo hacen por defecto, entregando hasta 182 CV y 270 Nm en tanto que la batería cuente con carga o no pasemos de los 135 km/h, en cuyo caso interviene el de gasolina y, así, podemos llegar a 180 km/h.

La zona central de la instrumentación la ocupa una pantalla de 7" que cambia con el modo de conducción y muestra la función del sistema híbrido seleccionada. La zona central de la instrumentación la ocupa una pantalla de 7" que cambia con el modo de conducción y muestra la función del sistema híbrido seleccionada.

La zona central de la instrumentación la ocupa una pantalla de 7" que cambia con el modo de conducción y muestra la función del sistema híbrido seleccionada.

En modo híbrido, que el conductor puede seleccionar mediante una tecla en el túnel de la transmisión, estos motores eléctricos pueden apoyar al cuatro cilindros cuando sea preciso, por ejemplo, acelerar deprisa -de 0 a 100 km/h, en 6 s-; aunque en realidad nos encontramos con que este SUV de Suzuki tiende a usar, de elegir esta función, más la electricidad de la gasolina: eso explica que llegue a gastar tan poco porque dejar el ordenador en unos 7 l/100 km -homologa 6 l/100 km con la norma WLTP- no parece difícil se conduce suavemente.

Tracción total eléctrica

No nos olvidamos del tercer motor, clave para el sistema 4WD E-Four. Aporta 54 CV y 121 Nm y, a diferencia de los anteriores, no está bajo el capó: se sitúa en el eje trasero. Tiene como único cometido activarse para mover estas ruedas cuando las ruedas delanteras no son capaces por si mismas de mandar al suelo el par que producen los motores situados bajo el capó, lo que puede ocurrir si se acelera a fondo, proporcionando tracción total.

Así las cosas, es el motor que menos frecuentemente llega a entrar en acción, si bien el conductor puede utilizar un modo de conducción, Trail, con el que logra que lo haga más a menudo. Algo útil para permitir que el Suzuki Across se mueva sobre superficies deslizantes. Viene a emular el trabajo de un bloqueo de diferencial en un SUV de tracción total y un solo motor.

Junto al cambio, que puede manejarse manualmente para conseguir, por ejemplo, la retención adecuada antes de entrar en una curva, se sitúan los botones de las funciones del sistema híbrido y el mando giratorio con el que elegir los modos de conducción. Junto al cambio, que puede manejarse manualmente para conseguir, por ejemplo, la retención adecuada antes de entrar en una curva, se sitúan los botones de las funciones del sistema híbrido y el mando giratorio con el que elegir los modos de conducción.

Junto al cambio, que puede manejarse manualmente para conseguir, por ejemplo, la retención adecuada antes de entrar en una curva, se sitúan los botones de las funciones del sistema híbrido y el mando giratorio con el que elegir los modos de conducción.

Además de elegir el modo eléctrico e híbrido, el conductor tiene un tercer modo de funcionamiento del sistema híbrido: el Charge Hold. Su cometido es hacer que trabaje con más intensidad el 2.5 que los motores eléctricos para, de ese modo, recargar la batería de iones de litio mientras nos movemos. En la práctica, no hemos detectado un incremento significativo de la carga de ésta; al menos, cuando ya llega a niveles bajos de carga no parece incrementar su energía. Lo que sí ocurre es que el motor de gasolina gana protagonismo en el empuje -también sonoro, en tanto que al acelerar se produce el típico efecto de resbalamiento de este sistema de propulsión en el que la velocidad no parece estar en línea con el ruido del motor- y el consumo de carburante aumenta.

75 km de autonomía entre recargas

Esa batería tiene una capacidad de 18,1 kWh y está refrigerada por líquido. Admite potencias de entre 1,7 y 3,5 kW, para lo que el Across dispone, de serie, de dos cables de conexión: uno finalizado en un schuko y otro en un Mennekes. Así se puede recargar la batería en un tiempo que puede oscilar entre 5 y 9 horas.

Desde la pantalla central puede realizarse un seguimiento de la carga, además de visualizar como se está produciendo la recuperación de la energía o que motores trabajan en cada momento. Desde la pantalla central puede realizarse un seguimiento de la carga, además de visualizar como se está produciendo la recuperación de la energía o que motores trabajan en cada momento.

Desde la pantalla central puede realizarse un seguimiento de la carga, además de visualizar como se está produciendo la recuperación de la energía o que motores trabajan en cada momento.

La cifra de autonomía eléctrica homologada con la norma WLTP de este Suzuki es muy alta: 75 km. Muy pocos híbridos enchufables superan los 60 km y, de hecho, la media de todos los vehículos del mercado con este tipo de sistema de propulsión no supera los 54 km. Por supuesto, con esa autonomía cuenta con el distintivo 0 de la DGT y puede beneficiarse de las subvenciones a la compra del Moves, que alcanzan los 1.900 euros sin achatarrar ningún coche.

Además del mencionado modo Trail, el Suzuki Across dispone de tres más: Normal, Eco y Sport. Con ellos se determina la respuesta del acelerador y el tacto de la dirección, entre otros parámetros. Están disponibles sea cual sea la función del sistema híbrido que elijamos, de modo que se puede combinar el uso exclusivo de la electricidad con el sport, por ejemplo, para tener sensaciones de conducción más directas sin gastar gasolina.

No es, sin embargo, el Across un SUV para conducir muy rápido por mucho que sus motores puedan permitirlo en tanto que la suspensión es muy suave, enormemente confortable, de modo que los movimientos de la carrocería pueden ser muy notorios. Por ejemplo, ocurre eso cuando tenemos necesidad de frenar con decisión, situación en la que se hunde mucho el eje delantero. Por otro lado, el pedal del freno tiene un tacto de doble fase habitual de no pocos híbridos, de modo que en una fase inicial no retiene mucho y, sobrepasado un punto -el que define que entra en acción el sistema de frenado hidráulico- lo hace con mayor intensidad.

Sólo con el GLX, el nivel más alto de Suzuki

El Across se venderá con un único nivel de equipamiento GLX AWD, por un precio de 53.700 euros ya incluidas promociones. No es muy bajo comparado con otros SUV híbridos enchufables como él -cuestan menos los DS7 o Peugeot 3008, y se sitúa a la par del Land Rover Discovery-, pero aporta mucho equipamiento de serie.

Tapicería de cuero, que se extiende a algunos guarnecidos; asiento del conductor con regulación eléctrica, calefactables ambos... el único acabado es el más alto de la gama Suzuki, el GLX. Tapicería de cuero, que se extiende a algunos guarnecidos; asiento del conductor con regulación eléctrica, calefactables ambos... el único acabado es el más alto de la gama Suzuki, el GLX.

Tapicería de cuero, que se extiende a algunos guarnecidos; asiento del conductor con regulación eléctrica, calefactables ambos... el único acabado es el más alto de la gama Suzuki, el GLX.

Es el caso de la tapicería de cuero, la pantalla táctil de 9” para el manejo del sistema de infoentrentenimiento y compatible con los protocolos para smartphone Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link, climatizador bizonal, el volante y los asientos delanteros calefactados, las regulaciones eléctricas para el del conductor, el portón trasero motorizado y una abundante lista de ayudas a la conducción que Suzuki engloba en como Sistema Safety Sense.

Van desde el sistema precolisión al asistente de señales de tráfico, pasando por el control de velocidad de crucero con radar, la alerta de cambio de carril, la de fatiga, la función de corrección y la de mantenimiento de trayectoria. También con la detección de ángulo muerto, la alerta de tráfico posterior o los sensores de aparcamiento.

El espacio atrás le permite, al igual que el maletero que tiene 490 litros de capacidad, ser un SUV versátil y, así, de orientación muy familiar. El espacio atrás le permite, al igual que el maletero que tiene 490 litros de capacidad, ser un SUV versátil y, así, de orientación muy familiar.

El espacio atrás le permite, al igual que el maletero que tiene 490 litros de capacidad, ser un SUV versátil y, así, de orientación muy familiar.

Suzuki espera vender entre 75 y 80 unidades a lo largo de este año -las primeras llegan a los concesionarios en octubre- y 100 el año próximo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios