SEGURIDAD

Volvo limita, a partir de ahora, la velocidad de sus coches nuevos a 180 km/h

  • Todos los modelos de la marca sueca que se pidan a fábrica desde hoy contarán con este límite de velocidad de serie que no se podrá eliminar ni por parte del usuario ni en un concesionario.

Cualquier modelo nuevo de Volvo tendrá la velocidad limitada. Cualquier modelo nuevo de Volvo tendrá la velocidad limitada.

Cualquier modelo nuevo de Volvo tendrá la velocidad limitada.

La firma automovilística sueca Volvo Cars ha limitado a 180 kilómetros por hora la velocidad máxima que pueden alcanzar todos sus nuevos modelos, según ha informado la empresa, que señaló que esta medida forma parte de su objetivo de reducir a cero las lesiones y las muertes en accidentes de tráfico.

Además, Volvo Cars también incorpora en todos sus nuevos modelos la llave Care Key, con la que los conductores pueden establecer limitaciones adicionales de velocidad, como por ejemplo cuando el vehículo lo utilicen jóvenes con menor experiencia al volante.

Desde la compañía escandinava resaltaron que estas dos medidas ponen de manifiesto los peligros de la velocidad y subrayaron que estas acciones demuestran cómo los fabricantes de automóviles pueden actuar con responsabilidad en el objetivo de reducir a cero las muertes en carretera.

“Creemos que un fabricante de automóviles tiene la responsabilidad de ayudar a mejorar la seguridad vial. Nuestra tecnología de limitación de velocidad y el diálogo que esto genera encajan en esta mentalidad”, explicó la responsable del Centro de Seguridad de Volvo Cars, Malin Ekholm.

La firma automovilística explicó que a determinadas velocidades las tecnologías de seguridad que incorporan los vehículos o la infraestructura inteligente no son suficientes para evitar las lesiones o las muertes de los ocupantes de los vehículos. 

Cuándo es efectivo

Puestos en contacto con los responsables de Volvo en España, nos han señalado que esta medida afecta a todos los modelos nuevos que se comercialicen a partir de ahora.

Esto quiere decir que no solo será para aquellos coches que se produzcan en un futuro, sino para todos los que se “pidan a fábrica a partir de ahora”, señalan.

Por lo tanto, solo quedan fuera aquellos modelos que estén en stock o aquellos que estén esperando ser entregados a algún cliente.

Además, también desde Volvo España señalan que se trata de una limitación permanente al vehículo y que por lo tanto no se puede eliminar ni por parte del usuario ni desde los profesionales de la marca en un concesionario. Por último, señalar que Volvo también se ha propuesto reducir las distracciones y la posibilidad de que un coche de su marca pueda ser conducido por una persona que haya ingerido alcohol o drogas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios