PRODUCCIÓN

El automóvil comienza a prepararse para recuperar la normalidad

  • Las fábricas establecen los protocolos para reiniciar la producción de coches en España en los próximos días.

El automóvil comienza a prepararse para recuperar la normalidad El automóvil comienza a prepararse para recuperar la normalidad

El automóvil comienza a prepararse para recuperar la normalidad

Los fabricantes de coches poco van avanzando para recuperar parte de la normalidad perdida a consecuencia del coronavirus. Y una de las actividades (a la espera de la apertura de concesionarios) es el reinicio de las fábricas.

En este sentido, uno de los grupos más avanzados es PSA que señala que ya está preparado para el reinicio de la actividad.

Según este fabricante, desde el punto de vista de la seguridad e higiene laboral ya pueden reanudar su actividad y, cuando los operarios vuelvan a las fábricas de Vigo, Zaragoza y Madrid, lo harán con un protocolo específico que incluye el uso obligatorio de mascarillas, cámaras termográficas en las entradas a la factoría o una "patrulla sanitaria de vigilancia" de las medidas de control para evitar posibles contagios o una expansión del coronavirus.

La compañía ha implantado un protocolo con más de un centenar de medidas, elaborado con los Servicios Médicos de la empresa y que ha contado con la participación de las organizaciones sindicales, que garantiza un "nivel de protección elevado" para una reanudación de la actividad.

Entre otras medidas, se prevé el control de la temperatura corporal en los accesos a los centros, complementando la auto vigilancia realizada por los propios trabajadores, la dotación diaria de mascarillas a cada empleado y utilización de gafas o pantallas faciales, el respeto de la distancia entre las personas en las zonas comunes o la señalización específica sobre buenas practicas a lo largo de todo los centros productivos.

Igualmente, contempla el mantenimiento de las puertas abiertas (salvo puertas cortafuegos) para evitar el contacto con los pomos de apertura, la limpieza frecuente de los útiles de trabajo y de las superficies, el establecimiento de tiempos de espera para la recepción de piezas no preparadas en entorno PSA (entrega en mano) y el ajuste de horarios para evitar aglomeraciones de personas.

El protocolo se ha desplegado en su integridad en los tres centros de Vigo, Zaragoza y Madrid y ha sido objeto de una auditoría para comprobar su perfecta implantación. En cualquier caso, el calendario para retomar la actividad industrial, que se debatirá en el contexto del diálogo social con la representación de los trabajadores, no está definido en este momento y tendrá en cuenta la capacidad operativa permitida por las autoridades para ejercer actividades comerciales e industriales.

Volkswagen empieza el 27 de abril en Navarra

Otro de los fabricantes que espera volver a la normalidad dentro de poco es Volkswagen.  La dirección de Volkswagen Navarra y la mayoría de la representación social (UGT, CC.OO., ELA y CCP, que suman el 82,7% del comité de empresa) han aprobado, en el marco de la segunda reunión de la mesa negociadora del cambio sustancial de las condiciones de trabajo, la modificación de los turnos de trabajo establecidos en el calendario general de la empresa para llevar a cabo el regreso gradual a la actividad productiva el 27 de abril.

Además, la dirección de la empresa ha detallado las medidas de protección que seguirán los trabajadores en la fábrica para garantizar su seguridad y el cuidado de su salud y el acuerdo ha sido ratificado por UGT, CC.OO. y CCP, que suman el 72,4% del comité de empresa, según ha informado Volkswagen Navarra en una nota. ELA ha solicitado un periodo adicional de reflexión para decidir si rubrica o no a este paquete de medidas. Tanto LAB como CGT han rechazado la firma de los dos acuerdos.

A punto de concluir la quinta semana de confinamiento domiciliario por motivo de la crisis del Covid-19, la dirección y la mayoría de la representación social han aprobado organizar dos turnos alternos de trabajo.

El primero de ellos, el T1, queda configurado por los trabajadores que integraban anteriormente el turno C y una parte del turno A, mientras que el segundo de ellos, el T2, queda formado por los empleados que trabajaban anteriormente en el turno B y otra parte del turno A.

Los primeros cuatro días de trabajo (lunes 27 de abril, martes 28, jueves 30 y lunes 4 de mayo) se trabajará a un turno (de mañana, de 6 a 14 horas) y permitirán a los trabajadores retomar la actividad con las nuevas condiciones de trabajo.

El miércoles 29 se reserva como jornada sin producción y se utilizará para analizar el funcionamiento de los dos primeros días y para introducir, en el caso de ser necesarias, medidas de mejora en los procedimientos implementados.

Tras esta primera fase, desde el martes 5 de mayo está previsto implantar el trabajo a dos turnos: de 6 a 14 horas el turno de mañana y de 15 a 23 horas el turno de tarde, con una hora entre ambos turnos para facilitar la entrada y la salida de trabajadores, así como la limpieza de instalaciones y espacios de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios