Mundo

EEUU extrema el control sobre los viajeros de siete países

  • Una nueva norma que entra hoy en vigor establece "medidas sostenibles" de seguridad en los aeropuertos para quienes lleguen de países "patrocinadores del terrorismo"

Todos los viajeros procedentes de Nigeria, Yemen, Pakistán, Cuba, Irán, Sudán y Siria que lleguen a Estados Unidos serán sometidos a los nuevos protocolos de seguridad de los aeropuertos a partir de hoy, según informó ayer The Politico.

La nueva normativa de la Administración para la Seguridad en el Transporte establece que todas las personas que lleguen por aire desde otros países serán sometidos a unos controles aleatorios más frecuentes, con especial atención a los viajeros procedentes de estos siete países.

Un responsable del Gobierno afirmó en declaraciones bajo condición de anonimato que las nuevas normas suponen "medidas sostenibles que mejoran significativamente nuestra situación de seguridad".

En la lista están incluidos los cuatro países considerados por Estados Unidos como "patrocinadores del terrorismo", pero también Nigeria, Pakistán y Yemen.

El atentado fallido el pasado día de navidad en Detroit ha provocado una reactivación de las medidas relacionadas con la seguridad en todo el mundo. El primer ministro británico, Gordon Brown, confirmó ayer la introducción gradual de escáneres corporales en los aeropuertos británicos, entre otras medidas , para minimizar el riesgo de embarque de explosivos.

En una entrevista con un programa televisivo de la BBC1, Brown insistió en que había que actuar "con rapidez" tras la llamada de alerta que supuso el atentado fallido perpetrado el pasado día de Navidad en un avión con rumbo a Estados Unidos.

"Primero de todo, en los aeropuertos la gente verá la introducción gradual de los escáneres corporales", explicó el primer ministro británico, quien precisó que también habrá registros en el equipaje de mano en busca de posibles "trazos de explosivos".

La gestora aeroportuaria BAA, filial del español Grupo Ferrovial, declaró posteriormente que empezará a instalar los escáneres en el aeropuerto londinense de Heathrow (el mayor del país) "tan pronto como sea práctico", aunque no especificó qué pasajeros deberán someterse a ellos ni si se instalarán en otros aeródromos.

Brown subrayó que hay que "endurecer la seguridad que es esencial". "Hemos reconocido que hay nuevos tipos de armas que utiliza Al Qaeda y tenemos que responder en consecuencia", afirmó.

"Éste es un nuevo tipo de amenaza y procede de una nueva fuente que obviamente es Yemen, aunque hay otras fuentes potenciales, como Somalia, además de Afganistán y Pakistán", insistió el primer ministro.

En España de momento no se han anunciado nuevas medidas de seguridad, y se ha mostrado partidaria de que el reto debe ser "asegurar el respeto de las libertades fundamentales y a la privacidad", y hacerlo compatible con "el máximo nivel de protección y seguridad en Europa".

El atentado frustrado de Al Qaeda en un vuelo entre Amsterdam y la ciudad estadounidense de Detroit el pasado 25 de diciembre, cuando un ciudadano nigeriano intentó hacer estallar el avión con polvo explosivo escondido en su ropa interior, ha reabierto el debate sobre los controles de seguridad en los aeropuertos. España va a tratar de que haya un acuerdo sobre la propuesta de crear un sistema de registro europeo de datos de pasajeros que esté interconectado entre todos los Estados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios