Mundo

Rusia advierte que atacaría a Georgia si vuelve a atacar a Osetia y Abjasia

  • El presidente ruso responde a Palin comparando lo sucedido en Osetia del Sur con el 11 de septiembre.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, no dudó en responder a la candidata republicana a la vicepresidencia de Estados Unidos, Sarah Palin, que el pasado jueves no descartó una guerra con Rusia en caso de que Georgia entre en la OTAN y Moscú vuelva a entrar en territorio georgiano. Medvedev no se achantó ante la revelación de Palin, sino todo lo contrario, pues consideró que, a pesar de que Georgia entrara en la OTAN, no dudaría en repetir sus acciones si se repitiera una situación como la acontecida el pasado mes de agosto, en referencia al conflicto por Osetia del Sur y Abjasia. De hecho, el líder del Kremlin comparó lo ocurrido en la región secesionista de Osetia del Sur con los atentados del 11 de septiembre.

Medvedev no quiso rectificar la decisión tomada el pasado 8 de agosto, cuando, tras un ataque de Georgia en la región independentista de Osetia del Sur, Moscú desplegara sus tropas en territorio georgiano en defensa de sus aliados, suscitando así numerosas críticas internacionales. Después de que el pasado jueves Palin se mostrara contundente al reconocer que en caso de que Georgia entre en la OTAN y Rusia repita una acción similar, tendría que ir a la guerra con Moscú, Medvedev no cambió ni un ápice su consideración sobre el enfrentamiento. 

"¿Y qué si Georgia tuviera un plan de acción para la adhesión a la OTAN? Yo no esperaría un segundo en tomar la decisión que tomé en ese momento", destacó en una intervención durante la reunión anual del Club Valdai, un grupo de expertos rusos. De hecho, reiteró sus críticas contra los planes de expansión de la OTAN hacia Ucrania y Georgia, sobre lo que dijo que "sólo por acercarse a las fronteras rusas, la OTAN no se hace más fuerte".

De esta forma, y tras las críticas recibidas por el grueso de las potencias internacionales, especialmente después de reconocer la independencia tanto de Osetia del Sur como de Abjasia, Medvedev lamentó la situación en la que está Rusia actualmente. "La situación no es justa para Rusia, es humillante. No vamos a tolerar esto por más tiempo", agregó. De hecho, llegó a comparar lo sucedido en torno a Osetia del Sur con los atentados del 11 de septiembre de 2001. "Inmediatamente después de los acontecimientos en el Cáucaso pensé que el 8 de agosto fue para nosotros lo que el 11-S para EEUU", indicó. 

Asimismo, el presidente ruso declaró que su país también tiene intereses en el enfrentamiento. "Claro que Rusia tiene zonas de intereses y sería contraproducente y hasta ridículo negarlo", indicó en respuesta a una pregunta sobre el papel de su país después del conflicto.

No obstante, rechazó cualquier tipo de brecha en las relaciones entre Rusia y Occidente, alegando que "no necesitamos esto", al tiempo que señaló que "el desarrollo de las relaciones de buena vecindad es una tarea de primer orden para Rusia, que no tiene porqué mantener relaciones exclusivamente con los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI)". Por ello, aseguró que el Kremlin "establecerá relaciones duraderas con cualquier país que desee ser su amigo y, guste o no guste a alguien, también tendrá sus zonas de intereses".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios