Mundo

La difícil misión de Cottarelli conduce a Italia a las urnas

  • Mattarella encarga la formación de Gobierno a un tecnócrata para un adelanto electoral al inicio de 2019 tras el fiasco de la Liga y el M5S

Carlo Cottarelli, nuevo primer ministro italiano, da una rueda de prensa ayer tras mantener una reunión con el presidente de la república, Sergio Mattarella. Carlo Cottarelli, nuevo primer ministro italiano, da una rueda de prensa ayer tras mantener una reunión con el presidente de la república, Sergio Mattarella.

Carlo Cottarelli, nuevo primer ministro italiano, da una rueda de prensa ayer tras mantener una reunión con el presidente de la república, Sergio Mattarella. / ALESSANDRO DI MEO / efe

El jefe de Estado de Italia, Sergio Mattarella, jugó su última carta en la grave crisis en la que se encuentra el país tras 85 días sin Gobierno y encargó formar un Ejecutivo al economista Carlo Cottarelli, quien parte sin ninguna esperanza y aboca al país previsiblemente a celebrar nuevas elecciones. Mattarella tomó esta decisión tras rechazar el domingo el Gobierno de coalición entre la ultraderechista Liga y el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S), debido a la presencia del euroescéptico y crítico con el euro Paolo Savona como ministro de Economía.

El ex dirigente del Fondo Monetario Internacional, de 64 años, explicó que aceptó el encargo para presentar un programa de Gobierno que lleve al país a nuevas elecciones en 2019. Añadió que, en breve, presentará su Ejecutivo, pero subrayó que en caso de no conseguir la confianza del Parlamento, el Ejecutivo dimitirá inmediatamente y seguirá sólo para las funciones urgentes hasta las elecciones, que se convocarán después de agosto.

Salvini romperá la coalición si Forza Italia o Hermanos de Italia respaldan a Cottarelli

Conocido por haber sido comisario extraordinario para la reducción del gasto público en 2013 con el Gobierno de Enrico Letta, Cottarelli dijo que su misión será dejar aprobada la Ley de Presupuestos y "conducir al país a nuevas elecciones a principios de 2019". "En caso de que no se consiga la confianza, el Gobierno dimitiría inmediatamente y su papel sería el de administración hasta las elecciones después del mes de agosto", aclaró y se comprometió, al igual que el resto del Ejecutivo que presentará, a quedar al margen de la campaña política.

El encargado de formar Gobierno explicó la necesidad de entablar "un diálogo constructivo" con Europa y afirmó que es esencial que el país siga en el área del euro. Sin embargo, el escenario de este Gobierno es desalentador porque nace prácticamente sin futuro, pues no tiene los apoyos necesarios para conseguir la confianza en ninguna de las cámaras del Parlamento. Tanto que ya se empiezan a barajar las fechas de las posibles elecciones, que serían a mediados de septiembre o en octubre. El problema es la ley electoral, ya que en caso de que no se cambie se corre el riesgo de que se vuelvan a repetir los resultados fragmentados que no han permitido formar una mayoría tras los comicios del 4 de marzo.

El líder de la Liga, Matteo Salvini, lanzó una advertencia a Forza Italia y a los Hermanos de Italia al afirmar que si apoyaban a Cottarelli se acababa la coalición con la que se presentaron a las elecciones. Sólo lo apoyan los progresistas del Partido Demócrata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios