Cultura

Andrew Dominik presenta en Venecia una sombría y lírica confesión del músico Nick Cave

Cuando el luto lo cubría todo, el músico Nick Cave recorrió el sendero tenebroso trazado por la muerte de su hijo para grabar su último trabajo, Skeleton Tree, cuyo proceso creativo centra un sugestivo documental presentado ayer en Venecia. En julio de 2015 su hijo Arthur, de 15 años, cayó por un acantilado de la ciudad inglesa de Brighton y murió pocas horas después en el hospital a causa de los graves traumatismos que sufría. Por ello, "para explicar cómo están las cosas", Cave encargó al realizador Andrew Dominik la elaboración de un documental sobre el que será su decimosexto disco junto a The Bad Seeds, que sale a la venta este viernes. One More Time With Feeling, grabado en 3D, está realizado en blanco y negro y se estrenó ayer en el Festival de Cine de Venecia con buena acogida de la crítica. Se trata de una cinta sobrecogedora, envolvente e íntima en la que Cave va desvelando poco a poco los temas que compondrán este esperado trabajo de estudio. "Con mi voz, te estoy llamando", canta el australiano, como si fuera un hombre abatido frente a un piano, acompañado por la música electrónica y por los violines, en una melodía hipnótica que va ganando intensidad y dramatismo en su desarrollo. Cave se pone ante el micrófono y entona las melodías que componen su nuevo disco, como Girl in Amber o Anthrocene, empañadas por el desgarrador trauma que supone perder a un hijo. Durante la grabación no cita expresamente este acontecimiento, pero el recuerdo, la tristeza y la melancolía lo impregnan todo.

La otra apuesta del día fue La región salvaje del mexicano Amat Escalante, una cinta perturbadora e incómoda que mezcla feminismo y homofobia con terror y que compite por el León de Oro. En este proyecto, el autor de Heli juega con los géneros y se sale del cine realista de sus tres largometrajes anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios