Cultura

Antonio Fontana: "Nadie miente mejor que la memoria"

  • El escritor presentó ayer su novela 'Sol Poniente', con la que ganó el Premio Málaga

Antonio Fontana, con miembros del jurado del Premio Málaga y autoridades, ayer, en el Ayuntamiento. Antonio Fontana, con miembros del jurado del Premio Málaga y autoridades, ayer, en el Ayuntamiento.

Antonio Fontana, con miembros del jurado del Premio Málaga y autoridades, ayer, en el Ayuntamiento. / m. h.

El escritor y periodista Antonio Fontana, ganador de la undécima edición del Premio Málaga de Novela (organizado por el Ayuntamiento y la Fundación José Manuel Lara) con su libro Sol Poniente, que califica como "un álbum de fotos desordenadas", aseguró ayer que "nadie miente mejor que la memoria". "El libro es un álbum de fotos, pero se ha caído al suelo, se han desparramado y están desordenadas. He querido desordenar el orden porque la memoria no es cronológica, cronológicos son los libros de historia", afirmó ayer Fontana en el Ayuntamiento durante la presentación del libro, editado por la Fundación José Manuel Lara.

Fontana explicó que ha desordenado los hechos "intencionadamente" y ha optado por "llevar de la mano al lector para que no se pierda", porque la memoria "recuerda a fogonazos". "La memoria inventa, te pone en medio del salón un mueble que no ha estado ahí nunca. Es la mejor escritora de ficción que existe. Te abre túneles en el cerebro y conecta habitaciones, porque es como una empresa de reformas de los recuerdos", señaló. El autor hizo ayer una tipología de novelas, con una primera clase que ha denominado "libros balcón" o "libros cornisa", como La hija del sepulturero de Joyce Carol Oates, que "se te caen en la cabeza y te aturdes, y es algo fantástico, porque te recolocan el cerebro". Cree que hay también "libros meteorito", como Esplendor de Portugal, de Antonio Lobo Antunes, que "te destruyen por completo, y luego pasas días y semanas recuperando átomos, te recompones pero ya no eres la misma persona ni el mismo lector que antes". Están además los "libros tiburón", como los de Antonio Soler [miembro del jurado del premio], "que vienen derecho y mandando, no tienes capacidad de reacción, hagas lo que hagas te van a triturar y sólo puedes cerrar los ojos, que sea rápido y haya poca sangre", según Fontana. Por último, hay "libros perrito de señora mayor", como Sol Poniente, a los que "te acercas, la señora te dice que es muy tranquilo, pero cuando los vas a tocar te pega un bocado y te arranca un dedo". "Este es un libro aparentemente amable, de infancia, recuerdos y familia, al que el lector entra confiado, hasta que en una determinada página el perro le arranca un dedo", aseguró Fontana.

El escritor considera que los libros "tienen que provocar algo, divertir, horrorizar, conmover o emocionar, porque lo peor es que dejen indiferente". "He construido un perrito asesino. Los libros nacen muertos y necesitamos un lector que los lea y les dé vida. Si dejan un poso habremos tenido éxito, y no hablo de las ventas", subrayó Fontana, quien señaló que "entiende" que cuando la primera palabra que escribe en una novela es "yo", el lector "confunda al narrador con el autor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios