Cultura

Benito Zambrano recupera el mejor tono del Festival de Benalmádena

  • El director de 'La voz dormida' recibió ayer el premio nacional del certamen en su inauguración

Tras el parón del año pasado, en el que su programación se redujo a un solo día por cuestiones presupuestarias, el Festival Internacional de Cortometrajes y Cine Alternativo de Benalmádena (Ficcab) recobró ayer su mejor pulso de la mano del director sevillano Benito Zambrano, que recibió el Premio Nacional de Cinematografía Ciudad de Benalmádena a modo de homenaje por su trayectoria.

Zambrano fue además la presencia más destacada en la gala de inauguración, que se celebró durante la tarde de ayer en la Casa de la Cultura del municipio, y hoy volverá a cobrar protagonismo con la presentación de su última película, La voz dormida, en la prisión de Alhaurín de la Torre, dentro de un acto especial organizado igualmente por el festival y en el que participará también el realizador checo Jiri Menzel, reconocido a su vez este año con el Premio Internacional del certamen.

En el encuentro de ayer con los medios de comunicación antes de la gala, Zambrano prefirió dedicar el premio a todo su equipo. "El reconocimiento a un director es en realidad a todo el equipo. Los directores no podemos hacer una buena película si no hay un grupo de gente que en cada proyecto se entrega y da lo mejor que lleva dentro", expresó el director de Solas.

Respecto a La voz dormida, Zambrano aclaró que se trata de unapelícula "complicada", una historia difícil "por lo que significa a nivel político, social e histórico en este país", matizó. Preguntado por la querencia en los últimos años a plasmar en la pantalla relatos de posguerra, el realizador mostró su desacuerdo. "Solo el uno o dos por ciento tocan el tema de la posguerra. Aún faltan muchos historias por contar", puntualizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios