Cultura

Bibiana Fernández y Loles León trasladan su química al Alameda

  • Ambas actrices escenifican hasta el domingo 27 'La gran depresión', con guión y dirección de Dunia Ayaso y Félix Sabroso y la amistad entre mujeres como 'leiv motiv'

Llegan con algo de retraso a la cita pero con buena predisposición. Animadas y siempre cómplices con los medios, Bibiana Fernández y Loles León presentaron ayer en Málaga La gran depresión, un título surgido de la pluma de otro tándem bien avenido, el de Dunia Ayaso y Félix Sabroso. Ambos firman el guión de esta comedia agridulce que se instala en el Teatro Alameda hasta el domingo 27 y donde el carácter de cada una interviene durante hora y media para poner una amistad a prueba.

Elegantes y con un perfecto dominio de la situación, las actrices desgranaron las claves de una obra escrita "como un traje a medida", describe Bibiana. "Siempre nos habían dicho que por qué no hacíamos algo juntas", apunta la actriz como punto de partida de un proyecto que les mantiene sobre el escenario desde el pasado mes de marzo y con el que ya han probado suerte cuatro meses en Madrid. Ayaso y Sabroso (Descongélate, La Isla Interior) contaban con "información privilegiada" sobre las intérpretes, las conocen bien, aunque tanto Bibiana como Loles aclaran que no se trata de una historia autobiográfica. "Son dos actrices que tienen una edad y que reúnen una serie de tópicos que hace que tanto hombres como mujeres, por acción u omisión se puedan sentir identificados", sostiene Bibiana.

Loles es Manuela, la amiga que Bibiana llama para que le ayude en un momento difícil. "Hace ocho años que no se ven pero viene aunque un poco a la defensiva porque la dejó tirada. Son dos amigas en su momento de revancha", añade Loles. Como Bibiana subraya "la que viene a echarte una mano también viene a echarte cuentas". Pero la trama da un giro que ninguna quiere desvelar y que les lleva a concluir en positivo. "A pesar de todo, los buenos amigos están ahí cuando los necesitas", evoca Bibiana.

"La mujeres de nuestra edad no venimos con instrucciones. Y eso en momentos determinados puede ser como una especie de lupa que amplía los problemas. Te tienes que enfrentar a una vida nueva sin códigos", reflexiona la intérprete. A salir de ese túnel contribuye la química con Loles León fuera de los escenarios. "Por alguna extraña razón que a nosotras se nos escapa suscitamos empatía. La gente nos aplaude sin saber lo que va a ver. Somos la antítesis la una de la otra y eso se convierte de un modo natural en una pareja cómica", señala Bibiana.

La gran depresión incluye en sus guión tres canciones concebidas como "la continuación de un texto, como la banda sonora de una película", matiza la actriz. El título de la obra no es espejo de la crisis económica pero sí refleja cierta mordacidad. "Habla de una crisis real pero contada desde la alegría, desde el humor. Es como esa risa nerviosa que refleja una cierta dosis de angustia", opina Bibiana.

El resultado de tanta dialéctica entre una y otra tiene también que ver con su relación real. Aunque Loles añade una aclaración. "Hemos tirado mucho de nuestra amistad para poder subsistir y poder estrenarla. Porque nos hemos peleado como dos bestias", confiesa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios