Cultura

Campeón de los trabajadores

La idea de ofrecer variaciones sobre la historia oficial de los superhéroes es casi tan antigua como el género, y ha dado frutos raros y fascinantes a lo largo de las décadas. Así, en 1943, en las páginas de la revista Look y de la mano de los propios creadores del personaje, Jerry Siegel y Joe Shuster, Superman se hartaba de la Segunda Guerra Mundial, cruzaba las líneas enemigas, capturaba primero a Hitler y luego a Stalin y los llevaba al tribunal internacional de Ginebra, donde eran juzgados y encontrados culpables del "mayor crimen de la historia moderna: el ataque injustificado a países indefensos". Otra célebre historia apócrifa del superhéroe, escrita por Siegel, pero dibujada en esta ocasión por Curt Swan, se publicó en 1961 en la cabecera Superman y llevó el título de La muerte de Superman. En ella, el siempre malévolo Lex Luthor se las ingeniaba para convencer al mundo de que se había reformado, hallaba la cura del cáncer, se ganaba la confianza de Superman y terminaba traicionándolo y matándolo, sí, sí, matándolo. "Bueno, no nos pongamos tristes", decía el último texto de apoyo, "después de todo se trata solo de una historia imaginaria… y las probabilidades de que ocurra realmente son de una entre un millón".

Historias imaginarias de Superman las ha habido de todas las formas y colores, aunque tuvimos que esperar hasta 2003 para leer la que quizá sea la variación definitiva sobre el personaje, desde una perspectiva materialista. Para muchos, Superman es el garante del statu quo, uno de los emblemas de la era capitalista, pero en Superman: Hijo rojo, el último superviviente de Krypton no aterriza por primera vez en Estados Unidos, sino en la Unión Soviética, de modo que se convierte en adalid del comunismo, y en lugar de la proverbial S luce en su pecho un escudo con hoz y martillo. Una idea tan gamberra solo podía venir de la fértil imaginación de Mark Millar, que se alía con los dibujantes Dave Johnson y Kilian Plunkett en esta fenomenal novela gráfica, una de las relecturas más sugestivas e inolvidables sobre el icono.

Mark Millar, Dave Johnson, Kilian Plunkett. ECC. 168 páginas. 15,50 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios