Cultura

Claroscuros de una Feria

  • El interés despertado con el cartel no remitió a lo largo de los doce festejos · La Malagueta es plaza de primera y se debería haber cuidado la presentación de los toros

El anuncio de los carteles de la Feria fue muy bien acogido y despertó gran expectación, interés que no ha remitido a lo largo de los doce festejos, hasta el punto de que se han puesto dos carteles de no hay billetes, no se colocó un tercero porque sobraron en la taquilla veinte boletos y el resto de las funciones se han celebrado con entradas que rozaban muy de cerca el lleno. Excepción hecha de la novillada y de la primera nocturna, la asistencia masiva de público a La Malagueta es el primer signo positivo a resaltar en este análisis.

Entre los toreros dos nombres destacan sobre los demás con gran diferencia: Enrique Ponce y José Tomás, entre los que se reparten todas las distinciones convocadas para premiar al triunfador de La Feria.

El maestro de Chiva, que llegaba a Málaga después de sentar cátedra en Bilbao, ha ofrecido la mejor versión de su Tauromaquia, al punto que cabe considerar si no se ha superado a sí mismo en una plaza en la que ha conseguido triunfos memorables.Respecto de José Tomás cabe decir que ha respondido con creces a la expectación que despierta. La corrida que trajo -todo el mundo sabe que si un torero tiene fuerza impone los toros que mata- ha resultado la mejor de una Feria en la que el toro que corresponde a una plaza de primera apenas se ha dejado ver. Un José Tomás impávido y pasándose a los toros a distancias increíbles resulta punto y aparte. Puerta Grande para Ponce. Y honor que declinó José Tomás porque en la enfermería había dos toreros heridos.

En el cuadro de honor de la Feria dos nombres más merecen especial mención, Perera y Cayetano quienes han firmado dos faenas que de haber rubricado con la espada hubieran rozado como poco la Puerta Manolo Segura. Tampoco Castella ha hecho mala Feria, especialmente en la nocturna de día 22. Y suerte atravesada la del colombiano Luís Bolívar que estaba armado un auténtico alboroto cuando fue cogido de mala manera por un toro con mucho peligro.

Cortaron oreja también Manzanares, Morante, Javier Conde -en sus dos actuaciones-, Joselito Ortega -que en el otro de su lote oyó los tres avisos-, Antonio Barrera, El Fandi y Cayetano en la última función del ciclo. A caballo -lo dijimos rotundamente en su momento- Sergio Galán cortó sendas orejas pero quien hizo el toreo de verdad fue Leonardo Hernández. Y en la función mixta del día 21, también Hermoso de Mendoza fue premiado con un apéndice.

Dos toreros han resultado heridos de gravedad, Luís Bolívar y su banderillero Gustavo García, y entre los toreros anunciados no pudieron acudir a la cita por estar cogidos El Fundi, El Cordobés y Perera en su segunda comparecencia.

De entre la gente de plata merecen ser destacados Curro Robles, Juan José Trujillo, Curro Javier, Domingo Navarro y Curro Molina. Y de los aspectos positivos del ciclo a los que privan a Málaga de estar entre las primeras ferias. Y el tema no es otro que la cruz que significa la presentación del ganado. Que el juego es otra cosa. No está resultando bien la temporada.

Las ganaderías no parecen atravesar el mejor momento. Sevilla y Madrid pasaron con más pena que gloria. En las ferias de las plazas de segunda ha salido el medio toro y tampoco ha embestido. Pero La Malagueta es de primera y como tal hay que cuidar la presentación de los toros. Se han desechado completas las corridas de El Vellosino y El Tajo y la Reina y las sustitutas tampoco han tenido el necesario nivel y hubo que remendar hasta cuatro encierros.El toro sigue siendo nuestra asignatura pendiente.

Y como final una nota que no se debe quedar en el tintero: a los novilleros que abrieron el ciclo -toreros incipientes- no se les puede echar lo que salió por la puerta de toriles el día 14. Es condenarlos al fracaso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios