Cultura

El artista urbano D. Darko hace un guiño a los vanguardistas en el Museo Ruso de Málaga

  • Su acción en el interior del edificio de Tabacalera está incluida en la programación de actividades previas al Festival de Cine 

El artista urbano D. Darko durante su intervención en el Museo Ruso El artista urbano D. Darko durante su intervención en el Museo Ruso

El artista urbano D. Darko durante su intervención en el Museo Ruso / Javier Albiñana

El artista urbano D. Darko ha cambiado los muros de las calles por el interior de un museo para hacer un guiño a los vanguardistas rusos con su intervención en las escaleras de la sede en Málaga del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo.

"Me estoy moviendo ahora en la abstracción geométrica y los vanguardistas rusos están aquí presentes", ha explicado a los periodistas D. Darko en un descanso de su intervención, incluida en la programación de Málaga de Festival (MaF), el ciclo de actividades culturales previas al Festival de Cine en Español de Málaga.

Aprovechando el cierre del Museo Ruso cada lunes, el artista ha comenzado a intervenir a las ocho de esta mañana y tiene previsto que el trabajo se prolongue durante unas diez horas, sobre una superficie de más de treinta metros cuadrados.

D. Darko, cuyo proyecto fue seleccionado en una convocatoria pública, ha confesado su interés por artistas rusos como El Lissitzky.

"Estoy utilizando ahora un lenguaje de planos, puntos y líneas para construir la instalación, a través de dos esferas, una con líneas que utilizo para dar volumen y la otra con una malla, que tiene también un toque puntillista", ha añadido.

La técnica es el aerosol, porque sus "raíces" son el grafiti y, aunque esto está "alejado de lo que hacía hace unos años", le gusta "mantener ese toque".

"Además, es la herramienta con la que estoy más cómodo y esto hay que pintarlo en un día con el museo cerrado. Es lo mejor, por el secado y para pintar grandes superficies, porque con acrílicos o con óleo tardaría más".

D. Darko juega además con el hecho de que frente a su intervención están ubicadas unas escaleras mecánicas que suben y bajan al primer piso del museo, lo que ofrecerá "una perspectiva distinta al espectador en cada momento".

Acostumbrado como artista urbano a que muchas de sus obras sean efímeras, D. Darko tiene asumido que esta intervención en el Museo Ruso sólo permanecerá un año, y apunta que hace "muros que duran mucho menos, y aquí no habrá inclemencias del tiempo ni otros factores".

Considera que ésta es "una buena forma de abrir los museos a otros lenguajes", en un momento en el que "el grafiti y la pintura mural tienen cada vez más auge y más fuerza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios