Cultura

Doña Sofía se pasea por el centenar de obras de 'El Hermitage en el Prado'

  • La Reina inauguró ayer la magna exposición y posó delante de una de las obras más atractivas, 'Tañedor de laúd,' de Caravaggio

La reina Sofía inauguró ayer la exposición El Hermitage en el Prado, que ha llevado a Madrid una selección de casi 180 tesoros procedentes del museo de San Petersburgo. En un acto en el que estaba previsto que acudiera también el rey Juan Carlos, quien suspendió sus actividades oficiales públicas por recomendación de los médicos, doña Sofía estuvo acompañada por la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde; por el embajador de Rusia, Alexander Kuznetsov, y por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Atenta a las explicaciones del director adjunto del Hermitage de San Petersburgo, Georgy Vilinbakhov, la reina contempló las vitrinas en las que se exhiben algunos de las principales piezas de la Colección Siberiana de Pedro I, formada por artículos de oro de los nómadas de Eurasia, como el Peine con escena de batalla de finales del siglo V a. C.

Doña Sofía se detuvo ante los espectaculares trabajos de la colección de orfebrería griega del Hermitage, como la magnífica Diadema con nudo de Hércules.

Junto a Francisco González, presidente de la Fundación BBVA, y Charo Otegui, presidenta de Acción Cultural Española, instituciones que patrocinan la exposición, la reina Sofía también estuvo acompañada en el recorrido por el presidente del Patronato del Museo del Prado, Placido Arango; el director del museo, Miguel Zugaza, y el ministro ruso de Cultura, Alexander Avdéyev.

Gabriele Finaldi, director adjunto del Museo del Prado y comisario de la exposición junto a Sviatovslav Savvateev, del Hermitage, explicó detalladamente a la Reina algunas de las pinturas más importantes de los grandes maestros que han viajado desde el museo ruso, uno de los más grandes y espectaculares del mundo.

Tras contemplar las pinturas de Lorenzo Lotto y Veronés, el San Sebastián de Tiziano o El almuerzo, de Velázquez, la reina posó delante de una de las obras más atractivas del recorrido Tañedor de laúd, la única pintura de Caravaggio que permanece en Rusia.

Gabriele Finaldi explicó a doña Sofía detalles de la escultura La Magdalena penitente de Antoni Canova, del que el Hermitage atesora la colección más grande del mundo, y a continuación la comitiva se trasladó a la planta superior del museo, en la que se exhiben las obras de los grandes maestros del siglo XX.

Picasso y Matisse son el centro de este espacio en el que se expone una selección de la gran colección de maestros impresionistas del Hermitage con obras de Renoir, Monet o Gauguin, así como pinturas de Cézanne o Rousseau. Para finalizar el recorrido, doña Sofía posó delante de Composición VI, de Kandinsky, que se exhibe junto a Cuadrado negrode Malévich.

Organizada en el marco del Año Dual España-Rusia 2011, la exposición podrá visitarse todos los días de la semana hasta el 25 de marzo de 2012.Su primera parte en San Petersburgo, el pasado mes de febrero, con otra exposición que llevó al Hermitage una excelsa representación de obras del Museo del Prado. Ahora convertirá las salas de exposiciones temporales de la ampliación del Prado en un pequeño Hermitage.

Acción Cultural Española AC/E colabora junto a la Fundación BBVA en esta exposición que espera "romper las cifras" tras el éxito que tuvo en San Petersburgo al alcanzar las 630.000 visitas.

Entre las joyas que vienen de Rusia destacan los retratos de los emperadores, Pedro I, Catalina II y Nicolas I; los cuadros de las espléndidas vistas de interiores del palacio y sus alrededores e incluso una selección de muebles y trajes de Corte o lienzos como El almuerzo de Velázquez.

De su colección de dibujos, podrán verse obras de Durero, Rubens, Watteau e Ingres y, entre las esculturas, sobresale el boceto en terracota de Bernini para el Éxtasis de Santa Teresa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios