cine

Un 'Guernica' por filmar para la discordia

  • Carlos Saura manifiesta ya abiertamente sus dudas sobre Antonio Banderas como protagonista de su película

Antonio Banderas, caracterizado como Pablo Picasso en la serie 'Genius'. Antonio Banderas, caracterizado como Pablo Picasso en la serie 'Genius'.

Antonio Banderas, caracterizado como Pablo Picasso en la serie 'Genius'. / National Geographic

En 2004, un estudio del Instituto Cervantes revelaba que los malagueños Pablo Picasso y Antonio Banderas destacaban entre los iconos culturales españoles más buscados en Internet (el segundo y el cuarto respectivamente en tan ambicioso ranking). Que ahí había tomate estaba claro, pero fue Carlos Saura quien se llevó el gato al agua a la hora de adelantarse a vincular a ambos referentes en un proyecto cinematográfico: la película debía narrar el proceso de creación del Guernica y fue en abril de 2012 cuando hubo un primer anuncio del comienzo del rodaje, para el verano siguiente en el mismo París donde Picasso alumbró su obra universal. Desde entonces, el órdago no ha hecho más que demorarse sobre un lienzo en blanco salpicado de más anuncios infructuosos, búsquedas de financiación sin resultados y llamadas a puertas que nunca se abrieron. Tanto tiempo después, Carlos Saura sigue empeñado en hacer una película bien compleja que amenaza con incorporar el apellido maldita, pero a estas alturas ni el director ni el actor malagueño, antaño cómplices en películas como ¡Dispara! de 1993, ocultan su desconfianza mutua respecto a un Guernica que funciona más como elemento de discordia que de cohesión. El último en abrir la boca fue Carlos Saura ayer en Madrid: en un acto en el que el cineasta fue reconocido con el Prix Diálogo 2018 a la Amistad Hispano-Francesa, el director apuntó que uno de los motivos por los que hasta ahora no se ha llevado a cabo el rodaje fue su negativa a rodarla en inglés, una condición presuntamente impuesta por los cauces de financiación que habría procurado Antonio Banderas.

Y en el mismo encuentro manifestó Carlos Saura abiertamente sus dudas de que Banderas vaya a ser el protagonista de su película (que recibió en su día el título 33 días, en referencia al tiempo que Picasso invirtió en pintar el Guernica, y que nunca llegó a confirmarse) a cuenta de la encarnación de Picasso que el malagueño protagonizó recientemente para la serie Genius de National Geographic. Sobre este trabajo y su condición de circunstancia precedente al rodaje del filme sobre el Guernica, Saura se mostró ayer así de explícito: "Como ha interpretado recientemente el mismo papel en la serie de televisión, que a mí me gusta regular, aunque eso es otro problema, no sé qué va a pasar, pero si no es con él será con otro". El realizador defendió ayer que su Guernica "debía ser una coproducción con Francia: Picasso era malagueño, vivía en Francia y todo su trabajo y sus amigos y hasta sus amantes, eran franceses, y hablaban en español o francés". E insistió en que una de las razones de que no la haya podido rodar aún es la determinación de Banderas de hacerla en inglés: "Cómo es posible. Me parece increíble".

El caso es que cuando el mismo Antonio Banderas presentó en Málaga el pasado marzo la segunda temporada de Genius, en la que interpretaba a Picasso, se mostró distante con el Guernica de Saura, al que definió como "un guion atrapado en un concurso de acreedores". En una entrevista concedida a Málaga Hoy, el actor explicaba su principal objeción al proyecto del aragonés: "La familia Picasso únicamente permite que se vea el cuadro en el cine tal y como está, ya terminado. De hecho, en Genius no se me podía ver pintando el cuadro: si yo pintaba, sólo se me podía de ver de frente, para que el lienzo quedara oculto. Pues bien, lo que quiere hacer Carlos es precisamente descomponerlo en mil pedazos, meterse en el cuadro como si fuese una pantalla de cine para contar desde ahí la historia de la Guerra Civil Española. Es un proyecto muy artístico y muy complicado, pero será difícil convencer a la familia". Y sobre su posible participación, apuntaba: "Tengo que ver el guion final y salir antes del Picasso de Genius. A ver cómo llego hasta ahí después". Tan largo es el camino que ya, ay, ni se ve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios