Exposición

La imagen de la mujer moderna en el primer tercio del siglo XX, a examen en el Thyssen

  • El museo malagueño acoge la muestra 'Modernas y seductoras', con una selección de ilustraciones procedentes del Museo ABC de Madrid

Presentación de la exposición 'Modernas y seductoras' en el Museo Carmen Thyssen. Presentación de la exposición 'Modernas y seductoras' en el Museo Carmen Thyssen.

Presentación de la exposición 'Modernas y seductoras' en el Museo Carmen Thyssen. / Museo Carmen Thyssen

El Museo Carmen Thyssen Málaga inauguró este jueves en la Sala Noble la nueva exposición temporal Modernas y seductoras. Mujeres en la Colección ABC (1900-1936), en la que se exhibe, hasta el próximo mes de mayo, una selección de ilustraciones provenientes del Museo ABC de Madrid con las que se examina la imagen de la mujer moderna en la prensa ilustrada del primer tercio del siglo XX. La muestra toma el relevo en la misma Sala Noble a la que protagonizó Matisse. Jazz. La inauguración contó este jueves con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la presidenta de la Fundación Colección ABC y del Museo ABC, Soledad Luca de Tena; la directora del Museo ABC, Inmaculada Corcho; la directora Artística del Museo Carmen Thyssen Málaga, Lourdes Moreno; el director General de Caser Seguros, Ignacio Eyries; y el alcalde del Ayuntamiento de Estepona, José María García Urbano.

La muestra, comisariada por la directora del Museo ABC, Inmaculada Corcho, y la directora artística del Museo Carmen Thyssen, Lourdes Moreno, destaca la importancia de la prensa ilustrada como una de las vías de difusión de un ideal de la nueva mujer a través, en este caso, de las ilustraciones publicadas por la revista semanal Blanco y Negro y por el diario ABC, dos de las publicaciones periódicas de mayor tirada del momento. Estas dos publicaciones se hicieron eco de este concepto en una sociedad en plena revolución, en la que la mujer rompe con el estereotipo tradicional que la constreñía al ámbito familiar y hogareño, reivindicado a su vez su libertad, independencia y protagonismo. 

Así, la muestra está compuesta por 32 ilustraciones originales de un total de 21 artistas tales como Münzer, Pla, Carlos Vázquez, Joaquín Xaudaró, Josep Altimira, Ángel Díaz Huertas, Arturo Ballester, Salvador Bartolozzi, Rafael de Penagos, José Luis Loygorri, Román Bascones, Ramón Manchón, Federico Ribas, Roberto Montenegro, Fernando Bosch, Roberto Martínez Baldrich, Máximo Ramos, Carlos Sáenz de Tejada, Rikardo, José Blanco del Pueyo, y una ilustradora Ángeles Torner Cervera. Aunque estas ilustraciones no tuvieron un enfoque propiamente feminista, sí proyectaron una imagen amable y conservadora de la mujer moderna, sobre todo, a través de la moda y los nuevos divertimentos y comportamientos femeninos. Estas imágenes creaban tendencia, mostrando a sus lectoras, de clases acomodadas, un referente de modernidad que imitar. Así aparecen en estas ilustraciones mujeres que fuman, frecuentan cafés, visten pantalones, conducen coches y practican deportes.

La muestra reúne 32 ilustraciones de una veintena de los artistas gráficos más importantes de la época en España

Las ilustraciones recogidas en la nueva exposición, que cuenta con el patrocinio de Caser Seguros y el Ayuntamiento de Estepon, muestra a esas "exquisitas" femme fatales, flappers con sus faldas y pelo corto, sufragistas, glamourosas divas, mujeres de miradas misteriosas, jóvenes con vestidos de tirantes y labios rojos, que forman parte del amplio repertorio femenino desplegado en portadas, ilustraciones y anuncios publicitarios. Desde el punto de vista artístico, la ilustración gráfica española, que a partir de los años veinte deberá competir con la fotografía, ofrece también un marco de extraordinaria modernidad para la imagen femenina. Las novedades del período impregnan la producción de los principales ilustradores que incluso abanderan la recepción de algunas corrientes artísticas como el art déco, y que tendrán sus referentes tanto en sus homólogos franceses, alemanes y austriacos, como en representantes de las vanguardias internacionales.

El cine, el diseño de interiores, el jazz, los nuevos ritmos y bailes o la fotografía formaron también parte del amplio panorama de fuentes creativas que manejaron los ilustradores españoles. Estas imágenes son, en definitiva, "un excelente ejemplo de la importancia de la ilustración gráfica en los primeros años del siglo XX como medio democratizador de la cultura y de su capacidad de difusión artística, y no solo a través de ilustradores profesionales, ya que muchos pintores trabajan en los medios impresos como Cecilio Pla, Münzer, Roberto Montenegro o Sáenz de Tejada", han afirmado.

La muestra plantea además un anticipo y complemento del amplio repertorio de miradas a la representación de la mujer que abordará la exposición temporal Perversidad. Mujeres fatales en el arte moderno (1880-1950), que abrirá al público el próximo 30 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios