Cultura

El Inglés, a hombros en Benalmádena en un regreso triunfal

El ex carnicero británico de 67 años Frank Evans regresó ayer a los ruedos en una corrida celebrada en Benalmádena, desafiando así sus problemas cardiacos y de rodilla que le obligaron a retirarse hace cuatro años.

Evans, conocido en España con el apodo de El Inglés, mató a dos toros, cada uno de ellos con un peso superior a los 500 kilos, ante unos 300 espectadores, muchos de ellos turistas británicos, que le sacaron a hombros de la pequeña plaza de toros de la localidad andaluza. "Regreso como matador en activo", dijo Evans, reconociendo que podía haber toreado mejor. "Siempre queremos estar perfectos y hoy estuve lejos de la perfección", agregó.

Evans, que cuenta ya con cinco nietos, decidió hacerse torero cuando visitó por primera vez España, en los años 50, para asistir a la boda de un amigo, y después de leer la biografía de Vincent Hitchcock, el primer torero de nacionalidad británica de la historia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios