Cultura

Isabel Coixet finaliza hoy en Barcelona el rodaje de 'Mapa de los sonidos de Tokio'

  • La cineasta considera que su nueva película es un "thriller romántico y sentimental", con una historia "marciana"

La directora Isabel Coixet, que hoy concluye en Barcelona el rodaje de la película Mapa de los sonidos de Tokio, consideró que este nuevo trabajo suyo es un "thriller romántico y sentimental", y también la narración de una historia "absolutamente marciana". Acompañada por un más que satisfecho Sergi López y por la japonesa Rinko Kikuchi, nominada al Oscar por su actuación en Babel, Coixet tachó de "aventura extraordinaria" el proceso de rodaje, que inició en Japón el pasado 16 de noviembre y que terminará hoy muy cerca de su casa, en el barrio de Gracia barcelonés.

Aunque reconoce que siempre le cuesta hablar de sus proyectos, explicó que empezó a barruntar este filme -"la más dramática de todas mis películas"- hace dos años, cuando en el mercado del pescado de Tokio vio a una mujer muy guapa, que no quería ser fotografiada, limpiando la sangre de unos atunes.

Mapa de los sonidos de Tokio está protagonizada por Ryu (Rinko Kikuchi), una chica solitaria, de aspecto frágil, que de noche trabaja en una lonja de pescado en la capital japonesa y que de forma esporádica recibe encargos como asesina a sueldo.

Junto a ella estará David (Sergi López), un hombre de origen español que posee un negocio de vinos en Tokio y que mantenía una relación con Midori, que se suicida, hija del señor Nagara (Takeo Hakahara), un poderoso empresario que llora su muerte y que culpa de la misma a David.

Completan el reparto el japonés Min Tanaka, en el papel de narrador, que es a la vez un ingeniero obsesionado por los sonidos. Los otros dos actores de esta producción de Mediapro y Versátil son Manabu Oshio, en el papel de Yoshi, y Hideo Sakahi, que interpreta a Ishida.

Para Sergi López, que cree que haber estado en este proyecto ha sido "un chollo" y "como un regalo de Reyes avanzado", resaltó que se trata de una historia arriesgada y nada convencional, que parte de un guión "muy, muy bien escrito", que le ha obligado a aprender un inglés con acento catalán y un poco de japonés.

Llegando a afirmar que "me siento incluso culpable de tener la suerte de ser actor", el actor indicó que otra de las características del guión es su "escritura sexual, lo que se echa en falta a menudo", mientras que sólo ha tenido buenas palabras para Kikuchi. "Nunca tienes la impresión de que se está exhibiendo delante de la cámara. Espero que eso se vea en pantalla, porque lo que yo he visto tira de espaldas".

Kikuchi también mostró su satisfacción por haber podido estar en este proyecto "europeo" y mantuvo que el guión de Coixet "es muy poético, me ha encantado", apostilló.

La barcelonesa reconoció que, aunque no haya momentos de cama, sí es la película con más escenas sexuales, "porque son claves para conocer por qué los personajes de Sergi y Rinko, tan diferentes, acaban sacando chispas".

Fascinada por Japón desde muy joven gracias a las obras de Banana Yoshimoto y a las lecturas de Yukio Mishima, su interés por el país asiático creció gracias a las novelas de Haruki Murakami, a quien ha tenido oportunidad de conocer.

Coixet, que bromeó aseverando que le gustaría hacer algún día una comedia, pero "no está en mi naturaleza", desveló, ante el espanto de Kikuchi, por ser algo secreto, que ésta interpretará para el cine la adaptación de Tokio blues, la novela más conocida de Murakami.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios