Cultura

Mentalismo de pacotilla

Calculado cruce entre la popular serie de televisión de culto Heroes y el cine de acción made in Hong Kong, con un ojo puesto en el target juvenil y el otro en referentes cinéfilos (de Wong Kar Wai o Johnny To a la exploitation asiática) para paladares finos, Push reúne a una dispar pandilla de personajes con poderes mentales de andar por casa que sufren la persecución de una organización maléfica por las calles, rincones, restaurantes, apartamentos y garitos de una ciudad de Hong Kong filmada en plan guerrilla.

Protagonizada por un elenco afín al género, ahí tienen a Chris Evans (la Antorcha de Los cuatro fantásticos) y a la paliducha, escuálida y encasillada niña Dakota Fanning (La guerra de los mundos, El escondite), la cinta del escocés Paul McGuigan, especialista en el thriller criminal de corte espeso y posmoderno (El misterio de Wells, El caso Slevin), juega sus bazas a una estética sucia y un estilo espasmódico para enredarse en el propio lío de su disparatado argumento y desplegar un repertorio de cansinas persecuciones y efectos especiales low-tech que parecen salidos de una muy vieja serie B de bajo presupuesto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios