Cultura

Las más de 200 obras del Museo Carmen Thyssen, en un catálogo para su difusión

  • La pinacoteca edita un libro con las piezas de la colección permanente en el que han colaborado medio centenar de especialistas

El arte cedido por la baronesa Carmen Thyssen para el museo que lleva su nombre en la capital ha sido recogido en un amplio catálogo, en el que se incluyen además de las más de 200 obras de la colección permanente de la pinacoteca, un estudio sobre ellas y las biografías de los autores que las realizaron en su época. El Museo Carmen Thyssen presentó ayer oficialmente el Catálogo de la Colección Carmen Thyssen, un libro de 511 páginas que ya se puede adquirir en la tienda de la pinacoteca y en la página web del museo.

"Es un catálogo distinto, en él se establece el relato para introducir el museo en la casa en la que se encuentre el libro, porque no es sólo un libro para investigadores ". La directora artística del Carmen Thyssen, Lourdes Moreno, resumió así la esencia de un libro "con una imagen estética que recoge el espíritu del museo" y para cuya elaboración se ha contando con una larga lista de profesionales del Arte que van desde profesores y catedráticos de universidad a reconocidos directores de museos, como la directora del Museo del Romanticismo, Asunción Cardona Suanzes; el director del Museo de las Colecciones Reales, José Luis Díez, o la experta en el arte del siglo XIX y profesora de la Universidad de Málaga, Teresa Sauret Guerrero. "No se ha incluido sólo el comentario crítico de estos especialistas sino que cada autor cuenta con su biografía y está encuadrado en su época", comentó la directora artística. Sobre la reproducción de las imágenes en el catálogo, Moreno explicó que se han realizado bastantes pruebas de color para que el resultado fuera lo más cercano posible a la obra original; "una experiencia de calidad, que demuestra también la sensibilidad y el respeto hacia la colección de Carmen Thyssen".

El catálogo, disponible en español e inglés, se ha estructurado, al igual que las obras en la colección, en cuatro partes: Maestros antiguos -obras desde la Edad Media al Barroco-, Paisaje romántico y costumbrismo, Preciosismo y pintura naturalista y Fin de siglo -de tránsito entre el siglo XIX y XX-. En esta última parte es donde se han incluido las obras con las que se recientemente se ha ampliado la colección (17 de las 18, porque una de ellas no llegó a tiempo). Para ilustrar la portada se ha utilizado el óleo sobre lienzo Julia, de Ramón Casas i Garbó, y para cerrar el catálogo se ha seleccionado Cortejo español, de José García Ramos.

La publicación del libro tres años después de la apertura de las puertas del Palacio de Villalón como espacio para albergar la obras de la baronesa no quiere decir que la colección del museo se dé por terminada, Carmen Thyssen aseguró ayer que "un coleccionista siempre está dispuesto a adquirir algo bueno", por lo que existe la posibilidad de que haya nuevas ampliaciones. La baronesa se mostró encantada con el catálogo realizado por el personal de la pinacoteca, a los que felicitó efusivamente. Además, calificó el libro como uno de los mejor editados sobre sus colecciones y exposiciones temporales.

El gerente del Carmen Thyssen, Javier Ferrer, concretó que el catálogo viene a poner "el acento en la colección y su importancia", de la que explicó que han sido más de 25 los préstamos de obras a otros museos y centros expositivos que se han gestionado desde que la pinacoteca está en activo. La importancia de estas más de 200 obras también la reflejó Ferrer en el número de visitantes, ya que de las más de 500.000 personas que han pasado por el Palacio de Villalón, "el 82%, es decir 410.000, han visitado la colección permanente". "Como núcleo central del museo que son, en la tienda los artículos inspirados en estas obras conforman más del 50% del total", concluyó Ferrer.

La baronesa y presidenta la Fundación Palacio Villalón aprovechó ayer la presentación del catálogo para visitar las últimas incorporaciones a la colección, 18 obras que se exponen a modo de presentación -sin hilo expositivo- hasta el 8 de junio en la primera planta, en la Sala Noble y en el llamado Espacio ArteSonado, la antigua capilla del palacio. En la sala más pequeña -ArteSonado- se muestran las piezas de la primera mitad del siglo XIX, entre las que destaca el óleo sobre lienzo de Prudencio Herreros La salida de la iglesia, por ser la primera obra de este autor que se incluye en la colección perramente y que aporta una visión del escenario costumbrista valenciano. En la Sala Noble, destaca por su gran formato Valencianos, de Julio Vila y Prades, que ha sido la pieza seleccionada para el cartel de la exposición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios