Cultura

El Museo Picasso sigue a la cámara de Roberto Otero tras los pasos del genio

  • La pinacoteca exhibe hasta el 23 de septiembre 64 imágenes que el fotógrafo argentino realizó al artista, junto a libros ilustrados

El volumen de fotografías que Roberto Otero realizó a Picasso en su etapa de madurez tiene en el museo de calle San Agustín un hogar a su medida. Más de un millar de imágenes que siguen la huella del genio en su vida cotidiana y que ahora la pinacoteca vuelve a poner en valor con la sala Picasso visto por Otero, donde se muestran 64 instantáneas ordenadas en 13 secuencias "a modo cinematográfico , fruto de un "intenso" trabajo de organización, documentación y archivo por parte del equipo del propio museo. El director del mismo, José Lebrero, describió con estas palabras la trastienda de una exposición que se podrá admirar hasta el 23 de septiembre y que encierra un atractivo añadido para investigadores "ya que encontrarán este archivo restaurado de un modo accesible y riguroso", puntualizó.

Así, la exposición permite apreciar la cotidianidad del pintor con escenas como "los encuentros con su galerista, con Miró , en su ambiente familiar" o junto a los empleados de la empresa de transportes que embalaba y desembalaba su obra.

La selección de fotografías responde al criterio del crítico y comisario de arte, Alberto Martín. Se exponen agrupadas en secuencias de imágenes que ofrecen nuevas lecturas de situaciones, lugares y espacios de la intimidad de Picasso: trabajando en el taller, en compañía de su mujer Jacqueline Roque, preparando una exposición, contemplando su obra, mostrando su colección de arte, etc. Las imágenes recrean la atmósfera de su hogar, un lugar en el que también recibía la visita de amigos y conocidos, como el fotógrafo Edward Steichen, el coleccionista Joseph Hirshhorn, Rafael Alberti y el propio Roberto Otero, entre otros.

La exposición está además recogida en el libro Picasso visto por Otero, que el museo ha editado junto a La Fábrica Editorial. Bilingüe en español e inglés, incluye una introducción de José Lebrero Stals, y un texto del crítico Alberto Martín. El título está ya disponible en la Librería de la pinacoteca y distribuido en España e internacionalmente por La Fábrica Editorial.

La extensión del fondo fotográfico de Roberto Otero (Buenos Aires, 1931-Palma de Mallorca, 2004) lo convierte en un importante registro documental de los últimos años de la vida de Pablo Picasso, transcurridos en el sur de Francia. Vinculado a la familia del poeta Rafael Alberti, Otero formó parte entre 1961 y 1970 del entorno privado del artista, entablando así una relación que se tradujo en más de 1.500 imágenes entre negativos, diapositivas, copias en papel e internegativos. Este valioso fondo, que se completa con documentos, cuadernos y correspondencia del fotógrafo, fue adquirido por el Museo Picasso Málaga en 2005.

Dentro del programa Picasso 20 Miradas. Málaga, 20 años bajo la mirada de Picasso, el fondo ha sido minuciosamente ordenado y estudiado, en una labor de documentación que ha hecho posible que hoy esté a disposición de los investigadores en la Biblioteca del museo. Como recordó ayer Lebrero, la muestra nace con vocación itinerante. "Estaríamos muy contentos de que esta exposición viajara a otras instituciones acompañada de una unidad educativa. Invitamos a ello", sugirió el director.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios