Cultura

Música y evocación para la Pascua

XI Programa de la Temporada de Abono. Concierto de Semana Santa. Teatro Cervantes. Fecha: 11 de abril. Programa: 'La pasión según San Mateo', BWV244, de J.S. Bach. Intérpretes: Orquesta Filarmónica de Málaga, Coral Cármina Nova, Escolanía Santa María de la Victoria. Director de la orquesta: Jordi Casas. Director de la coral: Diego González Ávila. Director de la escolanía: Narciso Pérez del Campo. Solistas: Elena Copons, Samuel Moreno, Robin Tritschler, Hubert Claessens, Marcos Fink. Aforo: unas 800 personas (casi lleno).

Del mismo modo que algunos olores, músicas o imágenes evocan durante toda la vida los más diversos recuerdos, configurando una especie de biografía sensorial personalísima que une pasado y presente en fulguraciones casi mágicas y de regreso incierto, hay olores, músicas e imágenes que anuncian un calendario -este sí, por definición, previsible y recurrente, aunque no por ello menos emocionante- de tradiciones y prácticas compartidas que definen nuestra vida en común y nuestra cultura. Es tiempo de incienso, potajes y procesiones; y también lo es de misas y oratorios. Desde su recuperación en plena era romántica por un joven Félix Mendelssohn, La pasión según San Mateo de Bach ocupa un lugar de privilegio en el canon de la música sacra occidental. Su programación en el Concierto de Semana Santa no sólo era oportuna, sino también ambiciosa, dadas la extensión de la obra y su concepción, que exige la presencia de dos conjuntos vocales -tres, contando las voces infantiles- y dos grupos instrumentales.

La maestría y amplísima experiencia de Jordi Casas al frente de grupos corales se dejó notar en la dirección del conjunto. La Coral Cármina Nova -algún mérito debe corresponder también a su director, González Ávila- cumplió sobradamente con el desafío de desdoblarse en dos coros. En el plano instrumental el director catalán anduvo menos brillante, aunque supo sacar partido a unas cuerdas barrocas muy a propósito. Mención aparte merecen las voces solistas de Marcos Fink (bajo barítono), en el papel de Jesús, y, especialmente, Robin Tritschler (tenor), en el del Evangelista, quien, con una técnica y una musicalidad inusitadas, consiguió que los recitativos no se vieran reducidos a mero ensamblaje de corales y arias, sino que elevaran su condición a material lírico de primer orden.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios