Cultura

Objetivo: asesinar al Generalísimo

  • Ángel Calvente dirige a la compañía Sr. Correcto en 'La verdadera historia de la muerte de FF', una comedia inspirada en relatos de Max Aub que se presentará en enero en el Festival de Teatro

Si hay un autor que ha logrado escribir sobre la Guerra Civil Española y sus consecuencias sin caer en juicios maniqueos, ése ha sido Max Aub. Lo demuestra en El Laberinto Mágico, obra coral que recoge la crónica literaria más importante y esclarecedora de dicho acontecimiento en la que mezcla realidad y ficción en un intento galdosiano de recorrer, con la minuciosidad de un orfebre, los hechos que condujeron al gran fracaso de una generación. El escritor español de origen francés desarrolló la mayor parte de su corpus literario en México, país al que se exilia en 1942. Allí se entrega a una frenética actividad cultural y acude con frecuencia a tertulias literarias en cafés que le inspiran a escribir auténticas joyas como La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco. La compañía Sr. Correcto, con el actor granadino Javi Parra al frente, ha elegido este relato en clave de humor sobre los refugiados españoles para su nuevo espectáculo, titulado asimismo La verdadera historia de la muerte de FF. Tras su estreno el fin de semana pasado en el Teatro Alhambra de Granada, la obra, que dirige el malagueño Ángel Calvente en el que es su primer proyecto sin su compañía de títeres El Espejo Negro, se representará el próximo 24 de enero en el Teatro Echegaray dentro del Festival de Teatro de Málaga.

"La intención con Sr. Correcto es contar relatos de contenido social, político e histórico que me interesan a través de un lenguaje muy directo y cómico. La mayoría de cosas que he hecho a lo largo de mis 25 años de carrera está relacionado con la comedia. Vengo del cabaret y del humor físico", explica Parra durante uno de sus ensayos en El Apeadero. El origen de este "ágil espectáculo cómico con un fondo" se remonta a la Feria del Libro de Granada de 2015. "Había leído El Laberinto Mágico, algún relatos de Crímenes ejemplares y la obra de teatro San Juan, pero nunca La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco, que me lo encontré por causalidad en la caseta de Cuadernos del Vigía. La misma tarde que me lo leí, me dije: "Esto lo tengo que hacer", rememora.

La dramaturga Angélica Gómez adapta los textos de Max Aub para el espectáculo

El humor de Aub, en palabras del intérprete granadino, "se asemeja al de Dario Fo y al de Miguel Mihura en escena, y al Forges y al del Roto en el campo de la ilustración", y pertenece a "la tradición del humor español escrito y dibujado muy popular y a la vez muy intelectual en el contenido".

El libro del autor de Diario de Djelfa cuenta la historia de Ignacio Jurado Martínez, un camarero mexicano que sirve café a refugiados españoles y, también, a españoles que vivían en México desde antes del comienzo de la Guerra Civil. Mientras desarrolla su trabajo asiste atónito a sus inacabables discusiones en voz alta, sus protestas y sus gritos desaforados entre palmadas violentas para requerir su presencia. En una cosa estaban todos de acuerdo: hablar solo del pasado. "Al final, la obra habla del carácter español, del grado de patriotismo que cada uno maneja. Aub decía que uno era de donde había estudiado bachillerato, momento en el que uno se hace adulto y decide como quiere sentir la patria", señala el actor granadino en relación al autor de padre alemán y madre francesa. El espectáculo, subraya Parra, pretende ser "reconciliador".

"No hablamos desde el bando republicano, sino desde el bando que no comprende porque seguimos teniendo esa rivalidad cuando no hemos vivido prácticamente la guerra ni la dictadura. Yo nací unos pocos años antes de que muriera Franco y he sufrido esa rivalidad, esa memoria histórica no solucionada", reprocha.

Tratándose de un proyecto dirigido por Ángel Calvente, no podían faltar marionetas: el montaje cuenta con 15 personajes interpretados por Parra y dos guiñoles que representan el amplio espectro de opiniones sobre la Guerra Civil: desde un cura granadino y republicano hasta un catalán muy patriota, o un militar madrileño perteneciente a la República, "que es una bestia parda que sólo habla de matar". "En todos nosotros hay violencia, paz, nostalgia y españolidad. Es un relato que nos permite reflexionar sobre lo que somos hoy día, y para cerrar heridas hay que asumir nuestra historia, además de que todas las víctimas somos iguales. La dictadura fue mala para todos, republicanos o nacionales, y supuso un retraso de 40 años", reflexiona el intérprete granadino acerca del espectáculo "de plena actualidad" adaptado por la dramaturga malagueña Angélica Gómez.

Cansado de los desterrados y sus falsas esperanzas de libertad, ahogadas en café y alcohol, e inspirado por los crímenes ejemplares -escritos por Aub- que lee en el diario, Ignacio Jurado Martínez decide viajar a nuestro país con un único objetivo: asesinar al dictador. "Es inútil, siguen llegando refugiados de la dictadura -y de otras dictaduras-", apunta Parra, que piensa que es "muy ruin y triste que los políticos esperen a que se vayan muriendo las generaciones que vivieron la Guerra Civil y el franquismo para cerrar heridas, y que otras generaciones posteriores olviden estos hechos por omisión pero no por justicia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios