Cultura

Paskaljevic gana su tercera Espiga de Oro en la Seminci

El realizador serbio Goran Paskaljevic, máximo triunfador del 54 Festival de Cine de Valladolid con Honeymoons, se ha instalado en el olimpo de un certamen que ya ganó en 1995 (La otra América) y en 2006 (Optimistas), y que a lo largo de su historia ha proyectado casi toda su filmografía. Paskaljevic (Belgrado, 1947), caracterizado por su permanente compromiso humano y atención a la realidad política y social, advierte en Honeymoons, que se hizo ayer con la Espiga de Oro, del peligro de los nacionalismos radicales, a la vez que critica el recelo de la Unión Europea a la inmigración procedente de países como Serbia y Albania.

El drama humano de los inmigrantes que huyen de los excesos nacionalistas de sus países de origen, además de las trabas que encuentran en su intento de prosperar en la nueva Europa, son los dos mensajes principales de Honeymoons, premiada también por la crítica internacional convocada por el Festival de Valladolid. Es la primera coproducción cinematográfica de la historia entre Serbia y Albania -dos países tradicionalmente antagonistas- donde Paskaljevic aboga por la ruptura de prejuicios para superar las negativas consecuencias de los ultranacionalismos.

La Espiga de Plata, decidida por un jurado que ha presidido el veterano cineasta italiano Ettore Escola, fue a parar ayer a Lille soldat, donde la danesa Annette K. Olesen aborda las contradicciones y la falta de soluciones del mundo desarrollado ante problemas sociales como la prostitución que, en forma de redes, esclavizan a las mujeres, africanas en el caso del filme.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios