Cultura

Gómez Cerdá gana el Premio Nacional de Literatura Infantil Kadaré desvincula los grandes hechos históricos de la literatura

  • El autor madrileño se hizo con el galardón por su novela 'Barro de Medellín'El escritor albanés recibirá mañana en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias

El madrileño Alfredo Gómez Cerdá ganó ayer el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, concedido por el Ministerio de Cultura, con su obra Barro de Medellín, una novela de personajes y sentimientos que refleja la dura realidad que viven muchos de los habitantes de la ciudad colombiana. Este premio está dotado con 20.000 euros y lo concede el Ministerio de Cultura para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2008.

Publicada por la editorial Luis Vives y galardonada ya con el Premio Ala Delta, Barro de Medellín es fruto del viaje que realizó el escritor en 2007 a la ciudad colombiana y está lleno, como ha explicado el autor en alguna ocasión, de personajes "con sentimientos, que viven una existencia dura y, en apariencia, con pocas esperanzas, al límite de todo y de la nada". Gómez Cerdá lleva años dedicado a la literatura infantil y juvenil, y en el libro que ha merecido el Premio Nacional ha procurado no caer en sentimentalismos a favor de la sencillez.

"A veces los grandes acontecimientos históricos no generan gran literatura" y así ha ocurrido en los veinte años transcurridos desde la caída de los regímenes comunistas del Este de Europa a juicio del escritor albanés Ismail Kadaré, que mañana viernes recibirá en Oviedo el Príncipe de Asturias de las Letras. Este candidato habitual al Nobel, que reside de forma alterna en París y Tirana, afirmó ayer que el final del comunismo supuso "un momento de efervescencia" y generó "un sentimiento de libertad" en países como el suyo que consiguieron salir de regímenes totalitarios autores de "millones de crímenes".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios