Crítica de Cine

Psicodelia para infantes

trolls

Animación infantil, EEUU, 2016, 93 min. Dirección: Walt Dohrn, Mike Mitchell.

La nueva apuesta animada de Dreamworks busca en el pantone lisérgico un nuevo envoltorio para el merchandising infantil a costa de unas criaturas feúchas que lucen orgullosas su condición plasticosa y sintética entre abrazos y cantos al amor como modo de vida.

Creada por los responsables de Shrek, Bob Esponja y Kung Fu Panda, Trolls se aventura con relativo éxito a recompensar también a los adultos que acompañen a sus hijos, que caerán más fascinados por el despliegue de su arcoíris fosforito antes que por los guiños y detalles sardónicos que la alejan de pitufilandia para acercarla más bien a las dinámicas alucinadas de un cuento narrado bajo los efectos de alguna sustancia.

Enfrentadas a los ogros Bergens, nuestras criaturas de leve aire punk y gran corazón libran su particular y delirante batalla al son de las voces y canciones de Justin Timberlake, a la sazón productor de la cinta, buscando poner al menos un pie en esa premier league de la animación autoconsciente y no aburrir a los niños de la sala mientras los padres van a por refrescos, chuches y palomitas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios