Cultura

Serge Lasvignes: "Sólo nos quedaremos si se nos quiere aquí"

  • El presidente del Centro Pompidou de París hace un balance triunfal del primer año de la sede malagueña y apunta como objetivo una mayor seducción de los visitantes extranjeros.

Cuando el presidente del Centro Pompidou de París, Serge Lasvignes, afirma que "no es fácil encontrar errores en lo realizado hasta ahora" respecto a la sede malagueña, no hay más remedio que concluir que los deberes están bien hechos. Lasvignes regresó ayer al Cubo del Puerto para ofrecer un balance del primer año del museo mano a mano con el alcalde, Francisco de la Torre, y el balance difícilmente pudo ser más triunfalista, con llamadas al uso a seguir trabajando "en la misma dirección" pero con especial interés en dar cuenta de la experiencia en clave de éxito. Lasvignes, quien comenzó su intervención ante los medios recordando que también él cumple ahora su primer año como presidente del Pompidou (en sustitución de Alain Seban, primer piloto de la misión malagueña), afirmó de hecho que los 220.860 visitantes registrados en estos doce meses constituyen un dato "incontestable" como certificación de este éxito; incluso, cuando fue preguntado ayer por el hecho de que las cifras son ligeramente inferiores a las previsiones emitidas por el mismo Centro Pompidou Málaga hace un año, que apuntaban a 250.000 visitantes, respondió así: "No sé qué previsiones son ésas. Las que yo manejo no son superiores al número final de visitantes". Con esto, Lasvignes se desmarcaba de aquellas primeras previsiones, estimadas cuando aún no era presidente del Pompidou. Aunque, eso sí, añadió que, de cualquier forma, "si queremos más visitantes habrá que trabajar más para tener un museo más dinámico". El presidente llamó además la atención sobre la estadística: el 70% de los visitantes es de origen nacional, "lo que significa que tenemos por delante un terreno muy fértil que podemos explotar con seguridad para que vengan al centro más turistas y extranjeros, sin descuidar por supuesto al público local. Tenemos que encontrar un equilibrio razonable".

Pero si algo resultó significativo del encuentro de ayer volvió a ser la reacción ante la posibilidad planteada de que el Centro Pompidou se quede en Málaga más allá de los cinco años (prorrogables a otros diez) señalados en el plazo inicialmente previsto. Tanto Lasvignes como De la Torre coincidieron en señalar que aún es pronto para empezar a valorar las posibilidades al respecto, pero Lasvignes se mostró más tajante cuando, emulando a su predecesor en la Presidencia del Pompidou, afirmó: "Sólo nos quedaremos si se nos quiere aquí", justo después de decir: "El proyecto del Pompidou no es de ir a un sitio y quedarse". De manera que volvieron a aflorar, de manera sutil, las ya habituales disensiones entre De la Torre y el presidente del centro parisino: si el primero hacía ayer referencia al "largo camino por recorrer juntos" que queda por delante y de la "ilusión y voluntad" puestas en que "el cariño demostrado por Málaga a este museo crezca aún más" para que el Pompidou se quede pasados cinco años, Lasvignes tiró mucho más de pragmatismo y se refirió directamente al fin de la historia, sin aventurar plazos: "No se producirá una ruptura de manera abrupta. No anunciaremos un día que nos iremos el siguiente. De alguna forma permaneceremos, pero habrá que estudiar la fórmula con la mayor creatividad posible". En este sentido, cabe recordar, como ya adelantó Málaga Hoy, que la documentación interna del Centro Pompidou plantea un horizonte un plazo de actuación únicamente de cinco años (sin que se excluya la posibilidad de una ampliación, aunque sin referencias explícitas a la misma) tras los que se barajan ya algunas opciones para esa permanencia, como una página web dedicada a la creación artística local, ciclos de conferencias, jornadas y otros eventos esporádicos consignados bajo la marca Pompidou. Los responsables del museo madre francés se siguen mostrando por tanto cautos mientras se anuncian las primeras sucursales también temporales en Asia, una extensión que, para bien o para mal, tendrá consecuencias en el centro malagueño.

Así, preguntado por las ya confirmadas sedes del Centro Pompidou en Seúl y Shangai, y por la posible aplicación en las mismas de actividades desarrolladas en Málaga, Lasvignes no se mostró menos tajante: "En el Centro Pompidou no tenemos un modelo único de exportación, no somos una cadena de comida rápida". Eso sí, después matizó un tanto sobre el asunto: "En Málaga funcionamos como un laboratorio, pero al mismo tiempo hemos podido comprobar que la especificidad de este centro presenta una notable voluntad de verse reproducida. Para los proyectos que queremos llevar a cabo primero en Seúl y luego en Shangai, que son necesariamente proyectos a largo plazo, la experiencia adquirida en Málaga nos resultará muy útil, pero no vamos a presentar allí una réplica de lo que hemos hecho aquí porque no tendría sentido. Siempre planteamos estas sedes como iniciativas de cooperación, así que serán nuestros encuentros con los artistas y los gestores asiáticos los que determinen qué dirección tomamos". Que el Centro Pompidou confirme ahora su cantada expansión por Asia también siembra dudas sobre la continuidad del proyecto malagueño: no en vano, ya Alain Seban afirmó que el museo del Cubo es "necesariamente temporal" porque después de Málaga llegarán otras experiencias "y habrá que llevar allí lo que hayamos conseguido aquí".

Lasvignes admitió que la apertura del Pompidou malagueño "no fue un trabajo cómodo, ya que hubo que tomar decisiones bajo mucha presión". Pero insistió en que el balance del primer año avala la apuesta: "Nunca habíamos trabajado con una institución pública como el Ayuntamiento de Málaga, pero la experiencia está siendo muy satisfactoria. En cuanto a las exposiciones que hemos organizado, la calidad técnica tanto de las instalaciones como de los equipos han sido también excelentes. Estamos muy contentos". Será a comienzos de 2017 cuando el Centro Pompidou Málaga renueve su colección permanente. Y, quizá, no será la última vez que lo haga.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios