Cultura

Serrat gana el nuevo Premio Nacional de las Músicas Actuales

  • El cantautor lanzará en febrero su segundo álbum dedicado a Miguel Hernández

El cantautor Joan Manuel Serrat fue ayer el primer ganador del nuevo premio instituido por Cultura para reconocer las Músicas Actuales al valorar el jurado su "incuestionable" talento y trayectoria, y su influencia en el imaginario popular, "que ha trascendido generaciones". El Premio Nacional de las Músicas Actuales, dotado, como el resto de modalidades con 30.000 euros, recayó en Serrat, además, por su permanente presencia en los escenarios con el espectáculo Serrat 100 x 100 y por haber puesto la música "al servicio de los grandes poetas". El artista, que se enteró de la concesión viajando en un AVE con destino a Barcelona, se "sorprendió mucho" porque no sabía que se había convocado este premio, y se mostró "feliz y encantado" con el galardón si bien no sabía "qué hará" con el dinero, según explicó ayer su representante.

Serrat, según recordó el mismo portavoz, es "refractario" a las entrevistas y sólo las hace "cuando tiene un motivo", que llegará el próximo 16 de febrero, cuando se publique su nuevo trabajo, un homenaje a Miguel Hernández con motivo del centenario de su nacimiento en 2010, que titulará Hijo de la luz y de la sombra. Ese disco se publicará 45 años después del primer disco del cantautor, compositor y poeta, nacido en el barrio del Poble de Sec de Barcelona en 1943. Su segundo disco, Ara que tinc vint anys apareció en 1966, en 1967 se presentó en el Palau de la Música Catalana y ese año, con Canço de matinada y Paraules d'amor, se convirtió en el número uno en ventas en España.

Su designación, en 1968, como representante de TVE en Eurovisión marcó un antes y un después en su carrera porque su empeño en cantar en catalán le costó que le vetaran durante cinco años en la televisión y radio oficiales. En 1969, presentó su primera obra importante en castellano, el disco Dedicado a Antonio Machado, poeta, y emprendió su primera gira por Iberoamérica. Pero decir Serrat es decir Mediterráneo, el tema que en 1971 le catapultó a la fama porque, aunque ya era un símbolo de la libertad tanto en España como en Iberoamérica y, a pesar de la estricta censura en su contra, la canción, considerada como una de las mejores del pop-rock español de todos los tiempos, estuvo un año entero en la lista de los 10 discos más vendidos.

En 1975, el mismo año en el que editó el prohibidísimo Para piel de manzana, condenó desde México los fusilamientos de la dictadura y decidió exiliarse en ese país. Muerto Franco, se le concedió una amnistía y llegó a España el 20 de agosto de 1976 en medio de un recibimiento multitudinario. En 1981, publicó En tránsito, con el que alcanzó los primeros puestos de las listas españolas y, en 1983, Cada loco con su tema.

Serrat, que ha puesto voz y música a Antonio Machado, Miguel Hernández o León Felipe, publicó en 1998 un disco íntegramente en castellano, Sombras de la China, al que siguieron Canciones, Versos en la boca y Serrat sinfónico, con el que hizo una gira por España y América, al estilo de la que había realizado con Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos con El gusto es nuestro. El cantante tuvo que interrumpir Serrat sinfónico al serle diagnosticado un cáncer de vejiga del que tuvo que ser operado. Ya recuperado de su enfermedad, en mayo de 2005 volvió a los escenarios con una nueva gira, Serrat, 100 x 100, y al año siguiente editó , en catalán.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios