Cultura

Sociedad y cultura en la danza tradicional

Festival de Música Antigua. 6 de junio de 2011. Sala María Cristina. 'Sonen ballades'. Músicos: Núria Sanromá (corneta y flauta de pico); Daniel Carbonell Chirimías (bajoncillos y oboe barroco); Xavier Banegas (sacabuche tenor y bajo); Marc Riera (flabiol y tamborí, chirimía, bajoncillos y fagot barroco); Miguel Sanz (guitarra barroca); Anna Romaní (danza, pochette, flauta de pico y castañuelas); Jaime Puente (danza y castañuelas), Carles Mas (danza, flabiol, flauta de tres agujeros, tambor). Aforo: Media entrada.

La innegable y casi consustancial relación de la música con el baile parece convertir en exigencia ineludible para todo ciclo de música que se precie la inclusión de un programa de danza. Cumpliendo con esta premisa, los catalanes Xuriach presentaron en el octavo concierto del Festival de Música Antigua Sonen ballades, una colección de músicas y danzas renacentistas y barrocas, fruto de un gran trabajo de investigación coreográfica y musicológica, a modo de aproximación antropológica a la sociedad y la cultura de la época.

El espectáculo es una dinámica sucesión de bien ejecutadas coreografías de los siglos XVI, XVII y XVIII, danzas tradicionales y recreaciones contemporáneas del antiguo estilo que, acompañadas de continuos cambios de vestuario, ambientes y una contenida teatralidad, trasladan al público a escenas donde se entrelazan aspectos de la vida y el baile: el juego de la seducción, el componente lúdico de las danzas populares o el sacrificio que conlleva el aprendizaje de unos pasos.

Aunque con alguna salvedad, el repertorio musical no revistió un especial interés. No obstante, los músicos mostraron un manejo más que solvente de los instrumentos antiguos. Otrosí. Hay en toda recuperación del folclore una dinámica identitaria, revitalizadora de lo peor del romanticismo, muy del gusto de nuestros nacionalismos fin de siècle. Y Xuriach no es una excepción.

Para esta formación, sus danzas tienen un "origen ibérico" -expresión que induce al equívoco, ciertamente- e "influencias mediterráneas"; igualmente, la guitarra es el instrumento por excelencia "en la península ibérica". Recursos geográficos -y las piruetas que hagan falta- para evitar pronunciar la palabra prohibida; supongo que por exigencias de la institución que los patrocina. En fin, un poco penoso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios