Cultura

Soledades de carretera

Drama de carretera, España-Suecia-Rumanía, 2013, 94 minutos. Dirección: Chema Rodríguez. Guión: Chema Rodríguez, David Planell, Pablo Burgués. Fotografía: Álex Catalán, Juan González. Música: Hans Lundgren. Intérpretes: Juan Diego, Clara Voda, Javier Pereira, Ken Appledorn, Linda Molin.

Premiado en la pasada edición del Festival de Cine Español de Málaga (mejor actor y mejor montaje), el primer largo de ficción de Chema Rodríguez, hasta ahora director de documentales (Estrellas de la Línea, El abrazo de los peces), quiere hacer sentir cierto pulso realista y lírico en su historia de dos perdedores, un viejo minusválido amargado y cascarrabias y la mujer rumana que lo cuida y lo soporta, unidos on the road desde Andalucía hasta la India.

Sin embargo, este viaje de despedida y redención se articula realmente sobre lo simbólico. Sólo así podría pasarse por alto el déficit de credibilidad de la propia situación o de ciertos episodios a lo largo del trayecto, narrados por Rodríguez con cierta prisa por avanzar a toda costa y poca calma para la observación de detalles o relaciones en un viaje que pasa por Rumanía, Turquía, Irán y Pakistán hasta llegar a su destino en un desierto indio que aspira a disolver su orografía para dejar a nuestros dos protagonistas ante el abismo de su sufrimiento, su reconocimiento mutuo y la expiación de sus culpas tras un abrupto y precipitado incidente.

Juega esta Anochece en la India sus mejores bazas en el trabajo al límite de Juan Diego, pero sobre todo en el de la desconocida actriz rumana Clara Voda, que no necesita tanto alarde expresivo para revelar el dolor, el peso y la soledad que acompaña a su personaje. Son ellos los que sostienen un filme ambicioso y dubitativo al que le sobran kilómetros, peajes propios de la coproducción y algunas canciones pop para alcanzar la catarsis emocional a la que aspira.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios