Cultura

Terminan los estudios arqueológicos previos a las obras de La Aduana

  • La intervención, contemplada en la licencia condicionada que emitió el Consistorio en diciembre, permitirá determinar la ampliación del sótano del futuro Museo de Málaga

Durante los últimos días, el movimiento de camiones y maquinaria en el Palacio de la Aduana ha sido frecuente, pero el comienzo de las obras que convertirán el edificio en el Museo de Málaga no es todavía una realidad a pesar del año de retraso acumulado según los plazos apuntados por el Ministerio de Cultura. La intervención, según explicaron fuentes de la Consejería de Cultura, ha correspondido a los estudios arqueológicos y otras actuaciones previas a la citada reforma, que después de quince días se encuentran ya prácticamente terminadas. En concreto, los estudios arqueológicos permitirán determinar, una vez se sometan a análisis los datos recabados en la intervención, la futura ampliación de los sótanos para satisfacer las necesidades del museo y verificar el estado actual de los muros. Otros trabajos se han centrado en forjados y resistencias con el fin de precisar el refuerzo necesario que se aplicará una vez comiencen las obras.

En realidad, como apuntaron las mismas fuentes, estas intervenciones sólo se han dado por concluidas en una primera fase, ya que se recuperarán en el momento en que empiecen las obras y se prolongarán durante todo el desarrollo de las mismas. Esta primera actuación venía ya contemplada y permitida en la licencia que emitió el Ayuntamiento de Málaga el pasado mes de diciembre, condicionada a diversas exigencias planteadas al Ministerio de Cultura como requisitos para la definitiva luz verde a las obras, entre ellas la reforma del perímetro urbano del Palacio de la Aduana y las calles colindantes. Hasta que se emita la licencia definitiva, no se podrán acometer trabajos en el edificio más allá de los estudios previos.

Precisamente, con respecto a la situación de este último trámite, las fuentes de la Consejería de Cultura señalaron que el Ministerio de Cultura ya ha enviado al Ayuntamiento toda la documentación requerida en aquella primera licencia condicionada, por lo que "el siguiente paso debe ser la emisión del permiso municipal para que comiencen las obras", cuyo plazo de ejecución previsto es de 36 meses, con un presupuesto de adjudicación de obra de casi 24 millones de euros. Por su parte, la Gerencia de Urbanismo justifica la laxitud de los plazos (la licencia provisional emitida el pasado diciembre se había solicitado nueve meses antes) por el carácter histórico del edificio y su obligada protección. Desde que el Ayuntamiento exigiera las nuevas condiciones al Gobierno, ambas instituciones han protagonizado un continuo cruce de reproches y acusaciones mutuas sobre la paralización del proyecto. El Ministerio, por su parte, confirmó una partida presupuestaria para este año de 6'67 millones de euros.

En conclusión, el movimiento registrado los últimos quince días ha supuesto poco más que un requisito indispensable para el comienzo de las obras. El retraso del mismo amenaza seriamente con llevar al traste la prometida inauguración del Museo de Málaga para 2012. Y paciencia ya no queda mucha.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios