Cultura

Tiempo de clausura y aniversario

Clausura del V Festival de Música Antigua de Málaga. Teatro Cervantes. Fecha: 10 de julio de 2009. Programa: Obertura de Rinaldo, Música para los reales fuegos de artificio y Anthems de la Coronación de G. F. Haendel. Intérpretes: Coral Cármina Nova y Orquesta Filarmónica de Málaga. Director invitado: Michael Thomas. Aforo: Tres cuartas partes del total.

Décimo concierto, quinto festival y un 250 aniversario. Un baile de números, que responde al concierto de clausura del Festival de Música Antigua de Málaga para este año, y que culminó con el homenaje a Händel en la conmemoración de su muerte.

La primera parte estuvo dedicada a la interpretación puramente instrumental. Para el caso, la Orquesta Filarmónica de Málaga se centró en la faceta aún poco conocida del compositor alemán: la ópera. Y fue con la obertura de Rinaldo, su séptima ópera, donde el inconfundible sello del alemán se dejó sentir. La célebre suite Música para los reales fuegos de artificio HWV 351 apareció como la partitura más destacable de esta sección del concierto. Es de rigor señalar que ante tan famosa obra, nos llueven las múltiples versiones existentes. Para la ocasión, Michael Tomas, eligió un tempo rápido y rítmico para la Obertura del comienzo, y para la composición en general. Su ejecución, alejada de las más clásicas como la de Richter y cercana a las ejecutadas con instrumentos históricos, fue correcta pero alejada de transmitir la solemnidad que exige la partitura. Uno de los momentos más interesantes llegó con El Júbilo. Pese al muy veloz pulso, las maderas resolvieron de forma excelente su cometido, dejando clara muestra de un sonido de calidad. Algo similar con las cuerdas en los minuetos finales.

Y se presentó la unión de maestros de la OFM y el Coro Cármina Nova para una plausible segunda parte. Unos Himnos de la coronación muy planos de interpretación en los efectivos orquestales (no se enfatizaron correctamente los matices) y que los miembros del coro defendieron con pasajes muy lucidos. Pese a que se echó en falta algo de más empaste vocal, Zadok the Priest sonó exultante en correcto pulso, junto a la cuarta parte del My heart is inditing y el Alelluia final.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios