Cultura

Toda la música por delante

  • La agenda de actuaciones y festivales de rock se refuerza en Málaga en la temporada estival, con una nada desdeñable cuota internacional y la constatación de que el escaparate es efectivo: todo el mundo quiere apuntarse

El crecimiento y la incorporación incesante de festivales y programas de conciertos de rock al mapa veraniego de la provincia viene a confirmar algo que ya sabíamos: el hallazgo de una fórmula de éxito al respecto confiere al municipio agraciado un escaparate no excesivamente complejo ni arriesgado en su resolución (ahí fuera hay un montón de gente dispuesta a hacer la mochila para irse de festivales) pero tremendamente efectivo en sus réditos económicos y promocionales. Buen ejemplo de ello es el Ojeando, que ayer cerró en Ojén su última edición con otro saldo de éxito. También resulta significativo que algunos municipios hayan apostado este mismo año por recuperar viejos festivales o citas musicales ya extintas, como el venerable Coincierto de Coín, rescatado en mayo con The Skatalites y Siniestro Total entre otros, y la histórica Noche Rosa de Fuengirola, que el pasado viernes contó con Hombres G en el Castillo Sohail y el próximo día 23 subirá al mismo escenario a La Unión, Nacha Pop y Danza Invisible, entre otros. Curiosamente, la localidad que parece tener más dificultades para subirse al carro es la capital malagueña, que no ha sabido recuperarse del jarro de agua fría que supuso la supresión del 101 Sun Festival después de sólo una edición hace dos años y que el año pasado recibió a Elton John de la mano de Live Nation con la promesa de una reincorporación a los circuitos internacionales de grandes giras que este verano tampoco ha tenido continuidad. De entrada, el asunto empezó este 2016 con la eliminación del SMS Festival y el anuncio del regreso de las Serenatas de la Luna Joven a la Plaza de Toros no ha podido comenzar con peor pie que el que trajo el retraso (sine die) de la actuación de José Mercé prevista para el próximo viernes 8. Sólo cabe confiar en que otros conciertos incluidos en el cartel, como el que ofrecerá Bunbury el 6 de agosto, corran mejor suerte. En cuanto a lo que queda del Terral, con un tono más jazzístico, vale con mucho la pena esperar a una artista de la talla de Melody Gardot el 24 de julio, también en la Plaza de Toros. Y, si no, siempre quedará el Canela Party del 4 al 6 de agosto.

La fiesta, de cualquier forma, continúa en la provincia y la cita más inminente es la del Weekend Beach Festival en Torre del Mar, que para su nueva edición conserva su querencia (contrastada con éxito en anteriores envites) por mezclar con desparpajo a veteranos del rock español, motivos de fusión fresquita propios de estas fechas y luminarias del indie sin negar su espacio a la música electrónica: del miércoles 6 al sábado 9 pasarán así por los tres escenarios del certamen artistas como Loquillo, 091, Love of Lesbian, Dorian, Celtas Cortos, Alpha Blondy, Medina Azahara, Second, Sex Museum, Bebe y Sargento García entre muchos otros. En cuanto a cuota internacional, destaca con mucho, y como ya es costumbre, la del Starlite Festival de Marbella, que, con el marchamo de glamour marca de la casa, trae este año a figuras veteranas como Robert Plant (16 de julio), Carlos Santana (24 de julio), Charles Aznavour (29 de julio), Tom Jones (1 de agosto) y The Corrs (16 de agosto), además de ganchos nacionales como el retorno de El gusto es nuestro con Miguel Ríos, Serrat, Ana Belén y Víctor Manuel (5 de agosto) o Alejandro Sanz (9 de agosto). En un orden bien distinto se sitúa Los Álamos Beach Festival, que celebrará su segunda edición del 14 al 16 de julio en Torremolinos después de las buenas sensaciones arrojadas en el debut del año pasado y con un cartel de nuevo consagrado a la electrónica (Don Diablo, Nervo, Atica y Tommy Walker son algunos de los artistas invitados). Por cierto, sin salir de Torremolinos, pero fuera de la programación de festivales, destaca entre los menús el concierto que la banda de rock británica Kaiser Chiefs ofrecerá en el campo de fútbol de El Pozuelo el 6 de agosto.

Más allá de la recuperación de La Noche Rosa, las Noches del Castillo Sohail de Fuengirola se reservan aún conciertos de interés con un pie dentro del rock y otro fuera, como los de Miguel Poveda (22 de julio), el homenaje a Carlos Cano que reunirá entre otros a Kiko Veneno, Martirio, Luis Pastor y Javier Ojeda (16 de agosto), Melendi (17 de agosto), los británicos Simply Red con Mick Hucknall al frente (18 de agosto) y Anni B Sweet, Efecto Mariposa y Mario Jefferson (20 de agosto). Sin salir del municipio, el Fuengirola Pop Weekend servirá en bandeja del 14 al 16 de julio las actuaciones de Airbag, The Del Shapiros y Adolfo de Los Iberos. Apunten el Palmito Rock de Villanueva de La Concepción el 11 de agosto con Jeff Mallow y el nuevo Chanquete World Music de Nerja el 17 de septiembre con Macaco, Chambao y Mala Rodríguez. Y mucho, mucho más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios