Cultura

Vargas Llosa califica el ensayo como "la pariente pobre" de los géneros

  • El escritor recibió ayer el premio Caballero Bonald por un trabajo dedicado a Juan Carlos Onetti

El escritor Mario Vargas Llosa que recibió ayer el Premio Internacional de Ensayo Caballero Bonald por un trabajo dedicado a Juan Carlos Onetti, subrayó la importancia de dedicar un certamen de esta relevancia a "la parienta pobre" y la "cenicienta" de los géneros literarios. Vargas Llosa advirtió de que "sería una pena" que la falta de respaldo de los editores terminara convirtiendo al ensayo en un "género de catacumbas".

El escritor peruano entiende que el ensayo se ha convertido, con el paso del tiempo, en un género bastante minoritario precisamente "por falta de estímulos", lo que hace que no llegue al gran público y deriva en las "reticencias" de los editores a publicar este tipo de trabajo. Por este motivo, cree "magnífica" la decisión de la Fundación Caballero Bonald de instaurar un premio de estas características, que él ha recibido "con gran sorpresa y honor".

Vargas Llosa recibió el galardón por El viaje a la ficción, en el que reflexiona sobre la vida y el mundo literario del uruguayo Juan Carlos Onetti. Para Vargas Llosa, el hecho de que la obra premiada versara sobre la figura de Onetti también puede servir para "promover" la obra de un autor "muy vinculado a España", donde pasó los últimos años de su vida.

Onetti es el "menos leído y reconocido" de los "grandes escritores modernos", por lo que la concesión de este galardón puede servir para difundir un poco más su obra, indicó Vargas Llosa.

El escritor ha insistido en la necesidad de defender el ensayo literario, ya que, a su juicio, "dentro de la enorme proliferación bibliográfica" que caracteriza a la época actual, "se necesita una guía, que alguien discrimine, establezca jerarquías y separe de lo transitorio y superficial, y esa es la función del ensayo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios