Cultura

Venecia concede su primer León de Oro a un documental, 'Sacro GRA'

  • El realizador griego Alexandros Avranas ganó el premio a la mejor dirección por 'Miss Violence'

Un documental y además italiano se alzó ayer con el León de Oro de la 70 edición del Festival de Venecia: Sacro GRA, de Gianfranco Rosi, se impuso al cine de ficción mostrado en el certamen. "Jamás pensé recibir un premio así de importante por un documental. Para mí había sido ya todo un logro entrar en la competición", dijo Rosi tras recibir el galardón. "Ha sido realmente un acto de valentía", señaló el realizador italiano en referencia a la apuesta este año del certamen de incluir por primera vez cine de este género en competición. "El documental es cine, así que no tenemos que tener miedo de esa palabra". Con Rosi el León de Oro regresa de nuevo a Italia, un premio que no se quedaba en casa desde 1998 con Così Ridevano, de Gianni Amelio.

Por lo demás, sólo el realizador chino Tsai Ming-liang, que se llevó el nuevo Gran Premio del Jurado por Stray Dogs, respondió a las quinielas. El realizador griego Alexandros Avranas se llegó el León de Plata a la mejor dirección por Miss Violence, película que también se llevó la Copa Volpi a la mejor interpretación masculina en manos del actor Themis Panou. El premio para la mejor actriz fue para Elena Cotta, por Via Castellana Bandiera, de Emma Dante. Por último, en cuanto al palmarés oficial, el premio Marcello Mastroianni al actor emergente fue Tye Sheridan por la producción estadounidense Joe, de David Gordon Green; y el premio al mejor guionista quedó en manos de Steve Coogan y Jeff Pope, por Philomena, dirigida por Stephen Frears (una de las películas que ganó más aplausos del público y de la crítica y que partía como favorita para hacerse con más premios en esta edición de la Mostra).

Por lo demás, con un jurado propio presidido por la realizadora saudí Haifaa Al Mansour, el premio Luigi de Laurentiis, el León del Futuro, a la mejor ópera prima fue para White Shadow, de Noaz Deshe, que participaba dentro de la sección independiente Semana internacional de la crítica. Y, en los premios de la sección paralela Horizontes, la película francesa Eastern boys, de Robin Campillo, se llegó el premio al mejor largometraje.

La nota más singular de la jornada de entrega de premios la puso el presidente del jurado, el cineasta Bernardo Bertolucci, quien desde su silla de ruedas lanzó una emotiva petición a las autoridades de Venecia para que eliminen las barreras arquitectónicas que impiden tener una vida normal a las personas con minusvalías físicas. "Ayer recibí una carta de una niña de nueve años que se llama Matilde, que tiene una enfermedad neuromuscular, vive en la ciudad más bella del mundo, Venecia, pero no puede disfrutarla", señaló Bertolucci durante la lectura del palmarés.

El realizador pidió en su nombre y en el de la Mostra que las autoridades de Venecia pongan a disposición de las personas con problemas de movilidad las rampas y ayudas que se instalan durante el verano para facilitar el tránsito de los turistas, especialmente en los puentes de la ciudad de los canales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios