Cultura

Una casa para la creación local más joven: talento presente y garantía de futuro

En su balance a cuatro manos, tanto Serge Lasvignes como Francisco de la Torre coincidieron ayer en subrayar la promoción urdida a favor de la creación joven local como uno de los argumentos más sólidos para calificar de "éxito" el primer año del Centro Pompidou Málaga. El alcalde afirmó que el equipamiento ha venido, además de a reforzar la proyección internacional de Málaga, "a servir de escaparate al talento generado aquí, con la voluntad de que este talento sea capaz de generar a su vez más talento". El presidente del Centro Pompidou de París afirmó que el trabajo con los artistas locales es un objetivo "irrenunciable" para la misma definición del proyecto y que lo seguirá siendo en el futuro. A lo largo del último año, artistas y creadores como Paloma Peñarrubia, Ana Rando, Marc Montijano y Alberto Cortés, entre muchos otros, han presentado sus trabajos al público en el Cubo del Puerto, en un abanico estético que abarca la música, la danza, la performance y el teatro además de las artes plásticas. Especial relevencia tuvo la reciente intervención de José Medina Galeote, con la invasión de dos grandes murales del centro en una iniciativa auspiciada por el ciclo Málaga de Festival. En cuanto a la danza, una de las querencias fundamentales del Centro Pompidou Málaga, la actuación de Rocío Molina el pasado mes de diciembre, después de varios años sin presentar sus espectáculos en Málaga, vino a saldar una deuda que ya resultaba dolorosa en un contexto de innovación. También recordaron De la Torre y Lasvignes en su intervención de ayer el compromiso del Centro Pompidou Málaga con la mediación, en el empeño de hacer del museo un lugar dinámico, cercano y accesible para públicos de todas las edades. Conferencias, encuentros y presentaciones completan el menú del Pompidou.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios