Cultura

El mundo cultural y académico despide a Eugenio Trías

Representantes del mundo académico, cultural y político rindieron ayer tributo al filósofo barcelonés Eugenio Trías, que murió el domingo a los 70 años. De él destacaron, especialmente, la construcción de un sistema filosófico en pleno siglo XX. A mediodía de ayer se abrió en el tanatorio de Les Corts su capilla ardiente, por la que pasaron diferentes personalidades como el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el expresidente del Parlament Joan Rigol, además de amigos suyos como el agitador cultural Pepe Ribas y la agente literaria Mercedes Casanovas.

El hijo del pensador, David Trías, recordó que el escritor luchaba desde el año 2005 contra el cáncer, sin parar de trabajar durante este período, en el que acabó dos libros y tuvo tiempo de entregar hace unas semanas un tercer manuscrito, que se publicará dentro de unos meses con el título De cine: aventuras y extravíos. Trías señaló que la familia ha notado "el extraordinario cariño" que tenían a su progenitor tanto desde el ámbito universitario -era catedrático emérito de Historia de las ideas de la Universidad Pompeu Fabra- como del mundo de la cultura o de la política. Aunque su pasión fue siempre la filosofía, "era un hombre que también sentía pasión por la música, el cine y la gente". En su opinión, se ha ido "un gran humanista, amigo de sus amigos, gran padre y gran abuelo, que llenó de vida a todos aquellos a los que acompañó".

En el mismo sentido se pronunció la filósofa Victoria Camps, quien dijo que ha perdido a "una persona entrañable, accesible, siempre con la sonrisa en la cara". Para Camps se trata del filósofo español más importante de los últimos años, "capaz de construir un sistema filosófico entre los siglos XX y XXI". El también filósofo Josep Ramoneda indicó que junto con otros pensadores como Xavier Rubert de Ventós, "Eugenio Trías representó un momento de ruptura, de acabar con una cierta monotonía", en los años del franquismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios