Cultura

La despedida del maestro Esplá y de otro ciclo ferial

Luis Francisco Esplá se despidió ayer de La Malagueta. Desde que tomase la alternativa en 1976 han pasado más de tres décadas y el maestro alicantino ha decidido cortarse la coleta al término de la temporada. En Málaga se presentó muy bien vestido, con un traje de luces y un capote de paseo profusamente bordados sobre azul marino y blanco, respectivamente, como para las grandes ocasiones. Al término del paseíllo, la afición malagueña le mostró su cariño y le obligó a salir al tercio a saludar. Caballerosamente compartió el saludo con el resto de la terna. Esplá brindó al público la muerte de su segundo oponente, en principio el último que matará en Málaga. Y se mostró voluntarioso toda la tarde, puso banderillas y no dudó en pedir una extra en el cuarto. Tuvo un mal entendido con un subalterno al que vociferó sobre el albero, impropio de un maestro. Una anécdota para olvidar. En el paseíllo Cayetano lució el premio del Capote de Paseo del pasado año, que recogió en su primera comparecencia, el pasado lunes. Él puso ayer el broche a otro ciclo ferial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios