Cultura

La gerencia de la OFM afirma que la reducción no afectará a ningún proyecto

El gerente de la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM), Juan Carlos Ramírez, salió ya al paso de las críticas y movilizaciones de algunos músicos de la agrupación a cuenta del plan de reducción de plantilla, del que informó ayer Málaga Hoy, antes de hacerlo en el artículo publicado en este periódico. Lo hizo hace dos semanas, cuando empezaron los retrasos en los conciertos del Cervantes con los que los instrumentistas protestaban por la decisión acordada en el Consejo de Administración, en un escrito enviado a la Asociación de Amigos de la OFM. En el texto, Ramírez apuntaba lo que después señaló a este periódico: que el objetivo del ajuste es reducir la sección de vientos de cuatro a tres músicos para cada instrumento, de acuerdo con las necesidades de la propia agrupación, en un formato que comparten otras orquestas españolas como las de RTVE, Castilla y León, Tenerife, La Coruña y Baleares. Ramírez considera "injustificado" que se conserven plazas de plantilla, sostenidas con dinero público, para músicos que sólo tendrían que actuar un concierto por temporada. En su escrito, Ramírez apunta que la propuesta "se basa en una reducción coherente, sensata, ordenada, sin despidos y que permite desarrollar todos los proyectos programáticos de la orquesta". La medida, aprobada en 2013, dejará sin cubrir plazas que queden vacantes por jubilación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios