Cultura

Las letras a la conquista de la Merced

El expositor de la librería Luces, ayer, en las primeras horas de la feria. El expositor de la librería Luces, ayer, en las primeras horas de la feria.

El expositor de la librería Luces, ayer, en las primeras horas de la feria. / reportaje gráfico: marilú báez

Incluso mejor de lo esperado se fueron viviendo ayer las primeras horas de la 47ª Feria del Libro de Málaga en su nueva ubicación, la plaza de la Merced. El público infantil ya hacía uso de la Pequeteca y las casetas iniciaban las ventas entre turistas y paseantes que hojeaban libros infantiles y novedades editoriales. La cita con las letras, esas que intentan conquistar un espacio distinto, arrancó con la visita institucional y el pregón por la tarde de Juan José Téllez. Por delante, diez días para sacar a la calle los tesoros que durante el resto del año se buscan en las estanterías.

José Antonio Ruiz, copropietario de la librería Luces, consideraba ayer que "no vamos a ningún sitio haciendo lo mismo de la misma forma siempre, hemos tenido que cambiar de ubicación y este espacio es precioso, aunque las ventas no van a ser las mismas en un lugar que se está descubriendo que en un espacio consolidado". Este año, por tanto, se presenta de transición, como apuntó José Antonio Ruiz, pero "estas primeras horas me están sorprendiendo, venía cauto y estamos vendiendo", agregó el librero que también destacó la facilidad de la descarga de libros en con respecto al Palmeral.

"Como profesional vocacional creo que los libros hay que sacarlos a la calle, porque es un producto tan fascinante que tiene la capacidad de venderse como hace dos siglos o con un dron por Amazone", consideró el copropietario de Luces, que apostó por traer a la feria publicaciones infantiles y "libros asequibles para el lector no habitual, curiosidades, no solo gran literatura".

Dante Martín, de Cómic Store, señaló que "a priori estaba el temor de tener menos público, en el Palmeral hay mucho paso de gente, sobre todo, el fin de semana, pero parece que no pinta nada mal". Y subrayó que "entre semana parece que esto va a ser fuerte, lo cual es bastante favorable". Libros de rol, juegos de mesa, novelas, mangas, cómic europeo y americano y novela gráfica pueblan el expositor de esta firma que cuenta con un público muy fiel. "Siempre hay que seguir ampliando adeptos y en una feria se crean descubridores, o al menos, lo intentamos", concluyó el librero.

En el puesto de Agapea, firma que cumple 15 años, Rocío Rivera estimaba que "la perspectiva es buena, siempre somos optimistas". "Estamos en pleno corazón de Málaga y que sea una ubicación nueva no significa que los malagueños no quieran venir a vernos o que no se enteren de que estamos aquí, hemos hecho difusión por las redes sociales e informando a nuestros clientes", agregó Rivera. De momento, el primer día estaba siendo mejor incluso que el del año pasado, por lo que "estamos contentos". Novedades, clásicos y literatura infantil son los pilares sobre los que se sustenta el puesto de esta firma. "La literatura infantil tiene mucho tirón en la feria y la Pequeteca atrae con actividades por la mañana y por la tarde mucho movimiento de niños", señaló la librera. Las sagas de Futbolísimos, Gerónimo Stilton o los poemas de Gloria Fuertes, que este año en su centenario es figura destacada, serán los que más auge tengan entre los pequeños. En su puesto también hay espacio para el arte, con libros sobre Mark Ryden y el ilustrador Benjamin Lacombe.

Como ellos, otras 24 casetas celebraban ayer la oportunidad de salir al paso del lector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios