Cultura

La lógica del duende Malikian

Orquesta Filarmónica de Málaga. 13 de julio de 2012. Teatro Cervantes. Director: Roberto de Maio. Violín: Ara Malikian. Repertorio: Obras de G. P. Telemann, J. S. Bach y G-F. Haendel. Aforo: Casi lleno (unas mil personas).

Ara Malikian nos tiene acostumbrados a la sorpresa. Es su manera de entender la música: vitalista, mestiza y abierta, que surge de cualquier experiencia y convoca a todos aquellos que quieran disfrutarla. La presencia de este inquieto violinista libanés resulta habitual en los más diversos proyectos, desde los dirigidos al público más joven (de hecho, había en el Cervantes muchos más niños de lo que es habitual), hasta aquellos que fusionan la clásica con el flamenco o el teatro. Y quizás debido a esta frenética actividad se nos olvida que es, antes que nada, un músico de primer orden.

El último concierto del Festival de Música Antigua mostró el pasado viernes a Malikian en un registro más clásico, interpretando, junto a la Orquesta Filarmónica de Málaga, los dos conciertos para violín y orquesta de J. S. Bach. La expresividad y personalidad de Malikian -que parece un duende traveseando delante de los músicos- propiciaron uno de esos momentos en los que uno se pregunta si al final de todo esto sólo hay partículas elementales o algo más; una maravillosa interpretación que conjugaba -con una naturalidad que sólo es posible porque, en el fondo, están hablando de lo mismo- la estructura lógico-matemática de la música de Bach con el violín del zíngaro, su sabiduría ancestral y la luminosidad eterna del Mediterráneo.

"¿Qué se puede tocar después de Bach?", se preguntaba Malikian antes de regalar a modo de bis el cuarto movimiento (presto) de la Sonata nº1 para violín solo: "solo Bach". Y es verdad. A su lado, la obertura Las naciones antiguas y modernas de Telemann e incluso la Música acuática de Haendel parecen -con perdón- preciosas piezas de museo, a pesar de que Roberto de Maio se esforzara por ofrecernos las versiones más alegres -y también las más sofisticadas- de ambas obras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios