comunicación Un análisis necesario

La perversión informativa

  • Bernardo Díaz Nosty presentó ayer en el Ateneo su 'Libro negro del periodismo en España', una mirada al oficio nada complaciente pero no exenta de esperanza

En el nutrido grupo que se dio ayer cita en el Ateneo de Málaga para la presentación del Libro negro del periodismo en España destacaban con mucho los estudiantes ávidos de un análisis contundente al respecto, pero también consumidores habituales de información con ganas de conocer los entresijos del negocio, además de otros miembros de la comunidad universitaria. El catedrático de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y columnista del Grupo Joly, Bernardo Díaz Nosty presentó su obra, una mirada nada complaciente al sector pero a la vez no exenta de esperanza, y contribuyó de manera decisiva a la resolución de no pocas dudas. Tras la protocolaria presentación de María Victoria Navarro, vocal del Ateneo, compartieron mesa con el catedrático el decano de la misma facultad, Juan Antonio García Galindo, y la profesora del Departamento de Comunicación Audiovisual Ana Jorge Alonso.

Según Díaz Nosty, el problema de la degradación del periodismo no es nuevo, sino bastante anterior a la crisis económica, aunque "ha terminado convirtiéndose en un exponente de la misma". Pero si desde los mismos medios se ha alimentado el debate en torno a la crisis suscitada por la aparición de nuevos formatos (fundamentalmente, la eclosión de la prensa digital y la paulatina extinción del producto impreso), la verdadera crisis que atañe a los medios "es una crisis de valores: el periodismo no se corresponde con los valores que debería proyectar en la sociedad. No es un periodismo democrático ni participativo. Lo que ocurre es que la industria tiene un serio problema con el cambio de formatos y ha trasladado la preocupación a sus empleados, ya que el asunto se está traduciendo en la pérdida de puestos de trabajo. Para los periodistas, claro, ésta es la primera preocupación".

Pero Díaz Nosty se apresuró ayer a distinguir el problema de la crisis económica: "Es un asunto de libertades. Existen demasiados vínculos entre el poder mediático y el político. Se trata de un mecanismo muy estrecho, por el que las empresas de información llegan a depender excesivamente de gobiernos nacionales y autonómicos. En España, de hecho, el problema se percibe con mayor claridad que en otros países, ya que durante la bonanza económica no hubo entorno político que no se hiciera de sus propios medios de comunicación".

Con respecto a un posible cambio de tendencia, el profesor apuntó que las soluciones se darán en la misma medida en que la sociedad supere su crisis de valores "y reclame un periodismo transparente, democrático y participativo". En este sentido, Díaz Nosty se mostró particularmente optimista: "Si no creyéramos en la posibilidad de que el sistema mejore hacia una situación más virtuosa, sencillamente nos estaríamos inmolando. Hay determinadas utopías que prendieron en décadas pasadas y que, aunque hoy han sido ampliamente negadas, pueden ser rescatadas y abrir determinados caminos. Lo que ni la sociedad ni los medios de comunicación pueden permitirse es que nos quedemos callados".

Por su parte, García Galindo destacó del Libro negro del periodismo en España su capacidad de desgranar "con rigor, acierto y valentía la crisis de la profesión periodística y del periodismo". Una visión compartida por otros agentes sociales "pero que hacía falta que desde la Universidad alguien lo dijera", añadió el decano. En su intervención, García Galindo recurrió a las palabras pronunciadas por otro periodista, Ignacio Ramonet, para explicar las razones de la debacle del periodismo, entre ellas "la pérdida del monopolio de la información por parte del periodista, la irrupción de las redes sociales "y los web-actores", así como la "transmisión de informaciones falsas, no verificadas que trasladan inseguridad al ciudadano". Y a pesar de todo ello, "no se está produciendo una democratización de la información", lamentó el experto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios