Cultura

El presidente del Pompidou de París califica de gran éxito el primer año de la sede malagueña

  • Lasvignes apuesta por afianzar la público local con una programación más atractiva y por atraer a los turistas extranjeros

"Profundamente satisfecho ante un año de gran éxito". Así ha dicho estar el presidente del Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París, Serge Lasvignes, ante el primer aniversario de la sede malagueña de la institución parisina. De hecho, no cierra la puerta a prolongar su estancia.

Un año en el que se han conseguido más de 220.000 visitas, una cifra que esperan aumentar con una programación "más atractiva" para fidelizar al público local y para captar a más turistas extranjeros, ha comentado Lasvignes.

El presidente del Pompidou de París, acompañado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha hecho este miércoles balance del primer año desde la puesta en marcha en la capital de la Costa del Sol de este proyecto. Además, ha aprovechado para visitar la nueva exposición temporal Cine Dadá, cine surrealista'y ha destacado la calidad no sólo de las películas, sino sobre todo de los equipos técnicos empleados.

Lasvignes, que no sólo celebra el primer aniversario del Pompidou de Málaga, sino también de su llegada como máximo responsable de la institución gala, ha calificado este periodo de "feliz", tanto por lo que respecta al centro parisino como a su primera filial fuera de Francia y que ha considerado como un ejemplo de "colaboración".

Tras "muchos desafíos" y "vencidos los obstáculos", aunque conscientes de que aún hay "imperfecciones", ha reconocido que este laboratorio de experimentación instalado bajo el Cubo del puerto de Málaga es una iniciativa "muy original" que se convierte, además, en un ejemplo para "exportar".

De hecho, las miradas de la institución francesa están fijadas ahora en el continente asiático, del que ha dicho que es "nuestra prioridad"; concretamente, en Seúl (Corea del Sur) y Shanghái (China), con cuyos representantes ya han iniciado conversaciones. 

Ha dejado claro, de todos modos, que no se trata de trasladar sin más el proyecto malagueño. "No tenemos un único modelo para exportar, no somos una cadena de comida rápida, por lo que no haremos una reproducción", ha precisado, sino que cada actuación tendrá su singularidad.

Sí es cierto, sin embargo, que la experiencia de Málaga les permitirá detectar posibles problemas y ventajas, haciendo hincapié, precisamente, en el éxito del modelo de "cooperación" y de "la relación con el público y los artistas locales".

Ha resaltado la "empatía" y la "simpatía" encontrada en el Ayuntamiento de Málaga, y se ha mostrado "satisfecho" con la calidad de las obras expuestas y, especialmente, con su presentación. "Es un año incontestable", en el que, según Lasvignes, la filial malagueña se ha convertido en un referente, no sólo en España, sino en otros puntos del planeta.

Por el momento, ha indicado Lasvignes, se ha conseguido el objetivo de este laboratorio, que nació como un abanderado de la unión de Francia y España y como un espacio de vida, que, más que visitarse, se frecuenta: "cooperar con la región y establecer una relación con la población y los artistas locales".

En este año, el Pompidou ha mostrado su exposición permanente, que invita a viajar por el arte de los siglos XX y XXI y que será renovada al completo a finales de 2017, cuatro temporales y un amplio abanico de actividades.

Pero ante los resultados positivos, ha advertido el presidente del Pompidou de París, "no podemos quedarnos de brazos cruzados y contemplar las cifras de visitantes sin más, ya que eso haría que cayeran en papel mojado", sino que "hay que seguir siendo buenos en nuestro trabajo y esforzándonos".

Satisfecho con las visitas recibidas, que, a su juicio, están "dentro de lo planteado, son buenos resultados", también ha apuntado que "si queremos crecer, habrá que dar más vida al centro con una programación más atractiva, dirigida a un público más amplio". El propósito es seguir atrayendo al público local, pero también aprovechar la importante llegada de turistas extranjeros a Málaga.

De sus visitantes, el 70% son españoles y el 30% extranjeros, ha precisado, ante lo que ha declarado que "tenemos un terreno muy fértil en cuestión de turistas, sobre todo europeos, que podemos explotar".

En la materialización de ambos objetivos jugará un papel muy significativo la originalidad y la capacidad imaginativa del Centre Pompidou Málaga, tal y como ha señalado el responsable de la entidad cultural parisina.

Después de este balance satisfactoria, y preguntado por el futuro del Centre Pompidou Málaga y la posibilidad de que la colaboración entre ambas entidades continúe pasados los primeros cinco años -se contempla la posibilidad de ampliar la vinculación otro lustro-, Lasvignes ha indicado que es una decisión que en su momento corresponderá adoptar a las dos entidades porque el principio que rige su relación es de "cooperación".

Evidentemente, ha reconocido que no es una decisión que se adopte el último día, pero "no estamos aún ni a medio camino, así que es pronto y queda reflexión por hacer".

En lo que sí ha insistido es que este proyecto es "común" y, por tanto, la "cooperación" siempre estará presente en cualquier decisión que se adopte. También ha admitido que "sólo nos quedaremos si nos quieren aquí", abriendo, en este punto, el abanico de posibilidades para mantener la colaboración con la ciudad.

Lo que tiene claro el presidente del Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París es que "no vamos a romper de forma abrupta esta relación". "Tendremos que pensar diferentes fórmulas", ha manifestado. 

El alcalde de Málaga, por su parte, ha valorado, igualmente, la colaboración establecida en este año, que "ha permitido la realización de un conjunto de actividades extraordinarias", y ha resumido esta iniciativa como "una hermosa historia". De hecho, ha reiterado que por parte municipal "estamos encantados" de contemplar la continuidad de este proyecto.

"Para Málaga, ha sido y está siendo una maravillosa oportunidad, de cara a la visibilidad internacional, ser la primera sede fuera de Francia del Pompidou, una de las instituciones más prestigiosas en el mundo en el arte moderno y contemporáneo", ha afirmado.

Se ha mostrado convencido de que en este segundo año "recorreremos juntos un camino que va a estar lleno de éxitos", con "más autoestima por parte de los malagueños y más capacidad de llamar la atención de los turistas". "Málaga dará más pasos para ser contemplada como uno de los mejores espacios del mundo para vivir, para invertir y para crear empleo", ha aseverado.

De hecho, se trata de una visibilidad que De la Torre valora no sólo desde el punto de vista turístico, sino sobre todo por que "damos una oferta de la que los malagueños puedan sentirse orgullosos plenamente y convertimos a la ciudad en un espacio en el mundo atractivo para vivir y para invertir y no sólo para ser visitado".

Ha coincidido con Lasvignes, de cara a prorrogar la estancia en Málaga del Centre Pompidou, que "dependerá del cariño que sigan encontrando aquí". De todas formas, se ha mostrado seguro de que "será un cariño creciente".

"Como el compromiso del Pompidou de París es grande, el resultado que se obtendrá seguirá siendo muy bueno", ha expuesto el regidor malagueño, quien ha asegurado que "se encontrarán fórmulas imaginativas y brillantes para seguir colaborando".

Bajo el Cubo transformado por el artista conceptual francés Daniel Buren, el Centre Pompidou Málaga fue inaugurado el 28 de marzo de 2015, con la asistencia de Mariano Rajoy, como presidente del Gobierno, y, en representación del Ejecutivo francés, Fleur Pellerin, ministra de Cultura.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios