Arte

Hacia una prometedora colección

  • El primer certamen de fotografía y pintura Clínica Hidalgo reúne en el Archivo Municipal a grandes valores del arte actual andaluz · En una ciudad como Málaga el mecenazgo es más que bienvenido

En una ciudad como Málaga en la que el coleccionismo institucional es exiguo y recae fundamentalmente sobre organismos públicos y obras sociales, la práctica del mecenazgo, la promoción artística y la constitución de una colección desde lo privado, han de ser bienvenidas y destacadas. Éste el caso del certamen puesto en marcha por Clínica Hidalgo, vehiculando ese gesto de coleccionar desde lo empresarial mediante la, aún más extraordinaria y costosa, organización de un certamen y su correspondiente exposición. En esta primera edición, centrada en la pintura y la fotografía -eso sí contemporáneas, sin equívocos-, se ha conseguido reunir en el Archivo Municipal una muestra con un marcado acento regional, con grandes valores nacionales del arte actual andaluz que cuentan, a pesar de su juventud, con un largo recorrido.

La nómina de artistas es ilustrativa: Simón Zabell, Juan del Junco, Ángeles Agrela, Noelia García Bandera, Cristóbal Quintero, Javier Martín, María José Gallardo, Joaquín Peña Toro o Alejandro Gorafe. Una parte mínima pero significativa de la generación más potente y trascendente que ha dado el arte andaluz en las últimas décadas. A éstos sumamos los nombres de Luis Amavisca, Eduardo Barco, Juan Antonio Mañas y Brigitte Szenci.

El conjunto no sólo permite enfrentarnos con piezas destacadas de proyectos complejos (La jalousie y REMA de Zabell, Commedia dell'arte de García Bandera o El naturalista y lo habitado de Del Junco), sino que prefiguran algunos de los escenarios y temáticas centrales de la creación actual. En lo pictórico, con Mañas y Szenci nos enfrentamos quizás a las piezas más extemporáneas, mientras que el resto nos ofrecen múltiples variantes: la abstracción depurada de Barco, el mimetismo manipulado y abyecto de las estampas anatómicas de Agrela, el ejercicio irónico acerca de la pintura de Quintero; el vocabulario y el cromatismo expresivo de Martín o las indagaciones desde lo visual-pictórico de los modos de expresión propios de la literatura o el cine que lleva a cabo Zabell -lástima los formatos tan pequeños-. Respecto a la fotografía, abunda la escenificada y de flujo narrativo -hegemónica en las últimas décadas-, como las de Amavisca y García Bandera; el primero con su ciclo dedicado a los estados paroxísticos como la enajenación y la fragilidad humana, mientras que la segunda con su autocrítica y metafórica representación del silenciamiento de lo femenino, sirviéndose de espacios de reflexión privilegiados como la máscara, el camuflaje y el cuerpo. Sin título de Del Junco, resulta una imagen definitoria de su particular proyecto, síntesis del proceso científico de reducción y clasificación del naturalista con lo ficcional-narrativo del artista, un proceso de ida y vuelta en el que desde la rigurosidad de la ciencia se proponen fabulaciones al tiempo que el arte se mimetiza con esos métodos para configurar evocaciones y recreaciones.

Las adquisiciones (Del Junco, García Bandera, Gorafe y Amavisca) suponen un primer paso para una colección prometedora que tiene en lo fotográfico, la solidez de los proyectos que representan, la asunción de lenguajes y temas de plena emergencia y en la juventud de sus artífices, sus principales rasgos, reclamos y, tal vez, directrices para una colección de futuro.

'Primer certamen de pintura y fotografía contemporáneas Clínica Hidalgo'. Lugar: Sala de exposiciones del Archivo Municipal, Alameda Principal, 23. Fecha: Hasta el 7 de septiembre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios