Cultura

La saga del Nido

  • La Patrulla-X de Chris Claremont y John Byrne figura entre los grandes clásicos de la Edad de Bronce del género de superhéroes

Si hablamos de clásicos de la Edad de Bronce del género de superhéroes (básicamente la década de los 70 y la primera mitad de la de los 80), es obligado citar la Patrulla-X de Chris Claremont y John Byrne entre los mejores. Es por ello que la precipitada marcha del dibujante, a comienzos de 1981, sumió a la cabecera mutante en un mar de dudas. Tamaña ausencia fue suplida con gracia y oficio por Dave Cockrum, el mismo artista que había diseñado la renovación del supergrupo en el Giant-Size X-Men 1 (1975) y había firmado los episodios de la serie mensual previos a Byrne. Con todo, y a pesar del encanto de esta segunda etapa de Cockrum, la Patrulla-X careció por unos años de la excelencia visual que había conocido en sus mejores momentos. Dicha situación cambió con la llegada de Paul Smith en Uncanny X-Men 165 (enero de 1983).

A la postre, Smith solo realizaría una decena de episodios, pero figuran entre los más recordados de la serie, merced a su dinamismo y su elegancia (potenciada por las tintas de Bob Wiacek), y sirvieron para demostrar que no es Byrne todo lo que reluce. El propio Claremont recuperó la frescura argumental en una etapa que comienza con la saga del Nido y termina con el regreso de Fénix Oscura en el número 175. Las últimas páginas de este episodio supusieron además un nuevo relevo artístico: Paul Smith dio paso a John Romita Jr, quien se quedaría una buena temporada con los mutantes.

Desde las cenizas recopila todos los cómics de Smith, y algunos episodios previos de Cockrum, en un tomo de la colección Marvel Gold. La parte del león son los números 159 a 175 de Uncanny X-Men, y vienen acompañados de los anuales 6 y 7 (1982, 1983; esto es, el de Drácula dibujado por Bill Sienkiewicz y aquel otro del Hombre Imposible firmado por Michael Golden), así como páginas del X-Men Special Edition 1 y el Marvel Fanfare 24. Se incluye también la inconmensurable miniserie de Lobezno escrita en 1982 por Claremont y dibujada por Frank Miller, verdadera obra maestra de la extensa bibliografía del personaje más emblemático de la Patrulla-X. Como es habitual, el volumen ofrece una nutrida sección de material extra, compuesta por fichas de personajes, originales y dibujos promocionales de la época.

Hablando de clásicos de la Edad de Bronce, aprovecho para recordarles que sigue en marcha la recopilación de La Tumba de Drácula, uno de los títulos clave del género de terror (con cierta dosis superheroica) de los años 70. Serán cuatro tomos de la colección Marvel Limited Series, de los cuales ya han visto la luz los tres primeros. El tercero compila los números 36 a 57 de The Tomb of Dracula (1975-1977), más el 14 de Doctor Strange, todos ellos dibujados magistralmente por Gene Colan, con terso entintado de Tom Palmer. Los guiones, cómo no, los firma Marv Wolfman (excepto el número del Doctor Extraño, que es de Steve Englehart), quien sigue deleitándonos con las desventuras del conde Drácula, perseguido por un heterogéneo grupo de cazavampiros.

MARVEL GOLD. LA IMPOSIBLE PATRULLA-X: DESDE LAS CENIZAS

Chris Claremont, Paul Smith, Frank Miller, etc. Panini. 696 páginas. 39,95 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios