Cultura

La selección de obras para la colección del Centro Pompidou ya está cerrada

  • La llegada de Fleur Pellerin al Ministerio de Cultura no tendrá consecuencias en la presentación en París ni en el curso del proyecto

Diez meses después del anuncio que Francisco de la Torre hizo en Málaga al respecto, el proyecto del Centro Pompidou Málaga (tal y como se dio a conocer el lunes) se presentará en el mismo Centre Pompidou de París el próximo miércoles 3 de septiembre. Con ello, los responsables de la institución gala, así como el Gobierno de Francia, quieren dar cuenta en su terreno de la que será la primera sucursal del gran templo artístico y cultural fuera del país, toda una empresa colonizadora que hasta ahora ha tenido una repercusión discreta, por no decir nula, en los medios que operan más allá de los Pirineos. Lo cierto es que el desarrollo informativo de los acontecimientos ha seguido un modus operandi cuanto menos singular: apenas formalizado el anuncio en noviembre del año pasado por el alcalde, el Ayuntamiento tuvo que salir al paso de ciertas acusaciones de precipitación que tenían su origen en el mismo Centre Pompidou, aunque otras fuentes señalan que fue el propio Ministerio de Cultura francés el que pidió explicaciones dado que no se le había notificado oficialmente aún la operación. Otra decisión precipitada fue la que adoptó el alcalde cuando, recientemente, decidió dar luz verde a las obras en el Cubo del Puerto sin que se hubiese producido la cesión pertinente; y tan precipitada fue que tuvo que recular en su empeño. De cualquier forma, la presentación parisina llega cuando todo está bastante más y mejor atado, o lo suficiente al menos para que nadie se queme los dedos con la patata. Tanto, que la selección de obras del Pompidou francés que integrará la colección de la sede malagueña ya está cerrada y bien cerrada. Al dedillo.

Así lo confirmaron ayer a este periódico fuentes cercanas al proyecto, que indicaron que el trabajo que han desarrollado en esta selección el director de la Fundación Picasso Casa Natal, José María Luna, y la directora adjunta del Museo de Arte Moderno del Centre Pompidou, Brigitte Léal, está ya "prácticamente listo" a falta "de algunas cuestiones mínimas de adaptación en el espacio". Las 70 obras que, según el convenio suscrito por Francisco de la Torre y el presidente del Pompidou, Alain Seban, integrarán la colección permanente del museo durante los cinco años para los que se establece el mismo (independientemente de las muestras temporales que se renovarán con periodicidad anual) ya tienen nombres y apellidos, aunque el Centre Pompidou prefiere no revelarlos por el momento. Las mismas fuentes apuntaron al respecto que tampoco en la presentación en París de la semana que viene se aportarán datos en este sentido ("Eso formará parte de otro episodio", afirmaron), pero sí insistieron en que, a pesar de lo que pudiera sugerir la urgencia del alcalde por iniciar las obras en el Cubo, los plazos se están cumpliendo según el orden previsto "con holgura suficiente para que el centro se inaugure en Málaga el año que viene". Para ello, y según el mismo acuerdo, durante los cinco años del convenio el Ayuntamiento pagará por el préstamo de las obras un millón de euros anuales; a este gasto se añaden los 2,5 millones de euros presupuestos para este año en virtud del comienzo de las obras, cifra que, ante la ausencia de aliados del sector privado, volverá a repetirse previsiblemente en los presupuestos de 2015 para redondear los 5 millones precisos. No obstante, tal y como publicó este periódico en su momento, la colección estará consagrada al arte contemporáneo, en la medida en que el centro pretende asumir una identidad propia de observatorio de las últimas tendencias en el Mediterráneo, a modo de puente entre el sur de Europa y el norte de África.

Para añadir más paradoja al asunto, si el pasado lunes se anunciaba en la convocatoria para el día 3 en París la presencia de la ministra gala de Cultura, Aurélie Filippetti, pocas horas después la propia Filipetti figuraba entre los responsables dimitidos por protesta contra la política de recortes del Gobierno de Francia. Las mismas fuentes informaron ayer de que el cambio en el cartel no tendrá consecuencias ni en la presentación en París ni en el desarrollo del proyecto en sí. De hecho, el nombramiento de su sucesora, Fleur Pellerin (hasta ahora secretaria de Estado de Turismo), ya se dio a conocer ayer tras la veloz remodelación acometida por el primer ministro, Manuel Valls. Así, es posible que Pellerin debute como nueva ministra de Cultura por malagueñas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios